527 millones de euros

Kimberly-Clark gana un 14,1% menos en el primer semestre del año

El fabricante estadounidense de productos de consumo Kimberly-Clark obtuvo durante los seis primeros meses del año un beneficio neto atribuible de 758 millones de dólares (527 millones de euros), un 14,1% menos que los 882 millones de dólares (613 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de 2010, según informó la compañía en un comunicado.

Durante el segundo trimestre de 2011, la facturación del fabricante de Kleenex y Huggies alcanzó los 408 millones de dólares (283,7 millones de euros), lo que supone un 18,1% menos en comparación con los 498 millones de dólares (346,3 millones de euros) que ingresó en el segundo trimestre del ejercicio anterior.

El presidente y consejero delegado de Kimberly-Clark, Thomas J. Falk, destacó que las ventas orgánicas crecieron durante el segundo trimestre en línea con su plan anual.

A su vez, destacó que Kimberly-Clark ha conseguido en este período un "importante ahorro de costes" a la vez que ha generado un "fuerte flujo de caja".

La compañía ha reducido ligeramente su previsión de beneficio por acción en 2011 desde el rango de entre 4,90 dólares y 5,00 dólares estimado en enero, hasta un rango de entre 4,80 dólares y 5,05 dólares.