Las entidades financieras del país se disparan en Bolsa

Dublín se asegura una inversión privada de 1.123 millones en el Banco de Irlanda

El Gobierno irlandés ha vendido hasta 1.123 millones de euros de sus acciones en el Banco de Irlanda a un grupo de inversores privado, lo que permitirá reducir la participación estatal en la entidad hasta el 32%, ya que el 68% pasará a estar en manos del sector privado.

Dublín ha dejado un 68% del Banco de Irlanda, el mayor del país, en manos de inversores privados al vender hoy 1.123 millones de euros de sus acciones en la entidad. Así lo ha anunciado este lunes el ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan, quien se ha mostrado feliz del éxito de estas negociaciones, que evitarán la nacionalización de la entidad.

El estado irlandés ya controla las entidades Anglo Irish Bank Corp., Irish Nationwide Building Society y EBS Ltd., y otras como Irish Life & Permanent también podrían ser nacionalizadas. Aún así, y tras el anuncio de la transacción esta mañana, Irish Life & Permanent se ha disparado un 22,50% en la Bolsa de Dublín, mientras que Allied Irish Bank lo ha hecho un 12,9%. El Banco de Irlanda ha experimentado un aumento del 8,91%.

Esta nueva motivación para los mercados llega después de 18 meses de penurias para el sector bancario irlandés. El pasado noviembre, el país tuvo que recibir un rescate de 85.000 millones de euros ante el posible derrumbe del sistema bancario nacional.

Los inversores con los que el Gobierno irlandés ha alcanzado un acuerdo se han comprometido inicialmente a comprar acciones estatales por valor de 241 millones de euros y, en una segunda fase, a hacerse con otro paquete accionarial de hasta 882 millones de euros.

El ministro Noonan ha destacado que esta inversión "es una prueba tangible de la creciente confianza internacional en las perspectivas de futuro" tanto del Banco de Irlanda como de la economía irlandesa.

Como resultado de esta transacción, el Estado tendrá que hacer una aportación de capital muy inferior a los 5.200 millones de euros que se exigían para el Banco de Irlanda tras la realización de las pruebas de estrés del pasado mes de marzo.

"El anuncio de hoy es verdaderamente otro hecho muy positivo para la economía irlandesa. Es la continuación de la exitosa conclusión de la cumbre de jefes de Gobierno, que dio lugar a un acuerdo para reducir significativamente la tasa de interés de los fondos que Irlanda recibe de la UE", ha dicho Noonan.