Tras CCM y Cajasur

CAM, la tercera caja intervenida

La entidad valenciana termina en manos del Banco de España, como ya ocurriera con Caja Castilla-La Mancha en marzo de 2009 y con Cajasur en junio de 2010.

Los problemas de solvencia de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), evidenciados en las últimas pruebas de estrés a la banca europea, han convertido a la entidad alicantina en la tercera caja intervenida en España por parte del banco central en un intervalo de sólo tres años.

El primer caso se remonta a marzo de 2009, cuando el Banco de España tomó el control de Caja Castilla La Mancha y decidió entregársela a Cajastur. Poco después, en junio de 2009, el Gobierno crea el Fondo de Reestructuración Bancaria, el FROB. La herramienta de saneamiento, que ha prestado 11.000 millones a las cajas y ha comprometido otros 14.000 millones para posibles recapitalizaciones, inyectó 800 millones para rescatar también a Cajasur, otra entidad con problemas financieros.

En junio del año pasado, tras la patente falta de solvencia de la entidad cordobesa, el organismo regulador se hacía con el control de Cajasur a través del FROB, para ser entregada a BBK. Mientras tanto, el primer semestre de 2010 dejaba tras de sí un apogeo de procesos de fusión en el sector, ratificados por decreto para operar a través bancos y facilitar así su acceso a los mercados.

El mes de marzo de este mismo año traía también un real decreto de solvencia, que obliga a las cajas a contar con más capital que los bancos. Condiciones aún más tirantes para las cuentas de la CAM, rechazada después por las asambleas de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria en su intento por formar Banca Base. La situación de la alicantina era peor de lo previsto y, dado el volumen de ayudas públicas necesarias, el Estado terminaría convirtiéndose en el principal accionista del Banco. Las entidades salientes crearían por su parte Effibank.

Cifras

- 55.000 millones de euros destinados a saneamientos entre 2008 y 2010.

- 12 procesos de integración a través de la fórmula SIP.

- De 45 entidades bancarias iniciales se ha pasado a 18.

- Un 5% de recortes en las plantillas y oficinas de las cajas desde 2008.

- Recortes adicionales anunciados de entre el 10% y el 15%.