Vuelta a los ruedos en Valencia

José Tomás, quince meses después

El torero de Galapagar vuelve a enfundarse este sábado el traje de luces quince meses después de sufrir una cogida que hizo temer por su vida.

José Tomás, una leyenda viva que vuelve a los ruedos
José Tomás, una leyenda viva que vuelve a los ruedos

Los aficionados a la tauromaquia esperaban esta cita desde hacía mucho tiempo. En concreto, desde el día siguiente a aquel 24 de abril de 2010, fecha en la que 'Navegante' infligía una cornada de quince centímetros y tres trayectorias a José Tomás en la plaza de toros de Aguascalientes, México. Una cogida que hizo temer por la vida del matador de Galapagar. Precisamente, muchos entendidos hablan de que su estilo, siempre valiente, arrimado y en ocasiones temerario, le podría costar la vida en cualquier ruedo.

No fue en la Monumental de Aguascalientes, y tras más de un año de durísima rehabilitación, Valencia acogerá el retorno del torero que más pasiones levanta en todo el mundo. Será este sábado a las siete de la tarde, con toros de la ganadería de El Pilar ante los 12.000 espectadores que abarrotarán el coso valenciano y junto a Victor Puerto y Arturo Saldívar, que le acompañarán en su vuelta a los ruedos.

Una cita que ha revolucionado Valencia. Con todo el papel vendido, la reventa es todo un hervidero, con precios que se disparan por encima de los mil euros. Unas cantidades que muchos estarán dispuestos a pagar, puesto que José Tomás no es un matador cualquiera. Muchos le consideran una leyenda viva, alimentada no sólo por sus cualidades con la muleta, sino por el misterio y el hermetismo que siempre han rodeado al personaje. Sus corridas no son televisadas por petición suya, y su timidez hace que las apariciones en los medios de comunicación sean casi nulas.

Tomás prefiere hablar en el ruedo, frente al toro, y si es necesario jugándose la vida. Como en Aguascalientes. Como, probablemente, haga en Valencia. Su última "reaparición" fue el 17 de junio de 2007, tras cuatro años alejado de las plazas de toros. Entonces, la Monumental de Barcelona vivió una tarde épica, con tres orejas y Puerta Grande, con José Tomás desplegando todo su repertorio y llenando el coso barcelonés como no se llenaba desde hacía 20 años.

Ahora es el turno de su segunda reentré. Seguramente, la más emotiva por el sufrimiento vivido en los últimos quince meses. Sólo de él se puede esperar otra tarde memorable.