Su presidente advierte "que nuestra paciencia ha llegado al límite"

Los estanqueros temen mayores pérdidas por la guerra de precios

El presidente de la Unión de Estanqueros de España, Mario Espejo, aseguró ayer que "estaba claro" que la guerra de precios entre las diferentes tabaqueras se "había cerrado en falso", además de mostrar su temor ante una nueva "carrera de movimientos a la baja" que les pueda ocasionar más pérdidas.

Desde ayer, el nuevo precio de venta de las principales referencias de Altadis, con marcas como Fortuna y Nobel, pasan a comercializarse al precio de 3,60 euros, tras una bajada de 20 céntimos que la tabaquera realizó con el objetivo de intentar reposicionarse en el mercado tras los últimos movimientos de British American Tobacco (BAT).

Dichos precios fueron anunciados en el Boletín Oficial del Estado y puestos en vigor ayer. El pasado viernes, British American Tobacco (BAT) anunció que el precio de sus cigarrillos Lucky Strike subiría a 3,60 euros.

Debido a estos últimos movimientos de las principales compañías tabaqueras dentro de la llamada guerra del tabaco, cuyo origen tuvo lugar el pasado mes de mayo, el presidente de la Unión de Estanqueros indicó ayer que "la paciencia de los estanqueros ha llegado a su límite" además de advertir que se nos "está pidiendo más de lo que pueden aguantar".

En este sentido, Mario Espejo señaló que la última vez que el mercado tuvo estas oscilaciones, los estanqueros tuvieron que asumir unas pérdidas en torno a los 40 millones de euros, por lo que nuevas pérdidas podrían suponer un "atentado a la supervivencia de los estanqueros más débiles".

Del mismo modo, el presidente de la Unión de Estanqueros hizo un llamamiento "a la cordura", al mismo tiempo que mostró su preocupación por "el agujero que se está haciendo en la recaudación de impuestos del tabaco en un momento como el que está viviendo nuestro país".

Espejo aprovechó su comunicado para solicitar al Estado protección y compensaciones como concesionarios administrativos que son.

Felipe González ya tiene equipo en Tagua Capital

Tagua Capital, la sociedad de capital riesgo creada este año en la que el expresidente del Gobierno Felipe González es presidente no ejecutivo, ha completado su equipo directivo. La firma ha designado a Fernando Arias -hasta ahora director de inversiones de Valanza Capital- director de inversiones y a Juan Revuelta -que proviene de iNova Capital-, gerente director de inversiones del fondo de capital riesgo.

Tras el nombramiento como managing partner de Pau Bermúdez-Cañete, el equipo directivo queda compuesto por cinco personas; Santiago de Torres ocupa el cargo de presidente ejecutivo y Enric Bergasa el de director de operaciones. Tagua pretende realizar operaciones en España y Latinoamérica especializada en salud, tecnologías de la información y energía.