Las dificultades para lograr un crédito alcanzan máximos históricos

117.000 pymes tienen cerrado ya el acceso a la financiación

Las dificultades de acceso a la financiación afectan ya al 87,5% de las empresas que solicitaron créditos al sector bancario, lo que significa un máximo histórico. Al mismo tiempo, el 14% de estas tienen el crédito bloqueado debido a las altas garantías exigidas desde la banca.

Las Cámaras de Comercio han puesto de manifiesto que la situación es insostenible para las pequeñas y medianas empresas, que se encuentran con grandes dificultades de acceso al crédito. En el segundo trimestre del año, la encuesta sobre el acceso de las pymes a la financiación ajena, que elabora las Cámaras, revela que 893.000 empresas tuvieron problemas para conseguir financiación de las entidades financieras, un resultado que marca máximos de los últimos años.

En la primera encuesta que realizaron las Cámaras en el primer trimestre de 2009, un 81,2% de las pymes declararon tener problemas para acceder al crédito bancario; dos años y medio después, este porcentaje ha aumentado en 6,3 puntos, hasta afectar a prácticamente nueve de cada 10.

Desde la llegada de la crisis, las pymes se encuentran con mayores trabas y requisitos por parte de la banca para concederles un crédito. En el segundo trimestre de este año 117.000 empresas no consiguieron acceder a la financiación, lo que significa que el 14% de las pymes españolas tiene cerrado el crédito. Además, la encuesta revela que las pymes dedicaron la financiación a hacer frente a las necesidades del circulante (el 92%), mientras que el 26,8% lo emplearon para realizar solo proyectos de inversión. Esto significa que "el destino del crédito se dedica mayormente a financiar capital circulante, para sobrevivir día a día", explicó Raúl Mínguez, analista del Consejo de Superior de Cámaras a CincoDías. "Una combinación peligrosa", advirtió, ya que las 117.000 pymes que no tienen acceso a la financiación y que necesitan capital circulante tienen pocas posibilidades de subsistir. Pero las empresas que consiguen el crédito no lo tienen mucho más fácil, ya que a prácticamente la mitad no se les concedió el total solicitado.

Crecen las exigencias

El principal motivo que dificulta el acceso a la financiación es el aumento de las exigencias de garantías y avales que demandan las entidades financieras. En el segundo trimestre del año, el 82,5% de las pymes experimentaron un aumento de estas exigencias, mientras que para el 47% se requirieron garantías de carácter personal. Al mismo tiempo, los costes por asumir financiación siguieron aumentando por quinto trimestre consecutivo para dos de cada tres empresas, tanto en los tipos de interés, como en los gastos y comisiones. Según Raúl Mínguez, las pequeñas y medianas empresas tomaron conciencia del aumento de las exigencias impuestas por las entidades financieras para conceder créditos y dejaron de acudir, progresivamente, al sector bancario. Por este motivo, en el segundo trimestre del año solo un 67,5% de las pymes acudieron a las entidades financieras en busca de financiación, muy lejos del 76,5% que lo hicieron en el mismo periodo de 2010.

"Las pymes están conociendo otros instrumentos de financiación", apuntan desde las Cámaras, lo que les abre la posibilidad de acceder al crédito, ante la imposibilidad de obtenerlo a través de la banca. Entre estos instrumentos alternativos destacan el capital riesgo, los business angels, el capital semilla, préstamos participativos y los instrumentos financieros de la Comisión Europea.

Más deudas

Crece la morosidad en las pymes

946.000 empresas sufrieron retrasos en los pagos de sus clientes.

4,5 meses es el retraso medio del pago de los clientes a las pymes.

El 78% de las empresas que son proveedores de los tres niveles de la Administración Pública han tenido problemas para efectuar el cobro.

Seis meses es el retraso medio de las Administraciones públicas para realizar el pago a las empresas.

El ICO establece condiciones "muy complejas"

La encuesta sobre el acceso de las pymes a la financiación ajena realizada por las Cámaras de Comercio evidencia los problemas de las empresas para conseguir créditos del ICO. "Ante la dificultad de acudir al sector financiero, muchas empresas cambiaron su estrategia y apuntaron al Instituto de Crédito Oficial", indica Raúl Mínguez, analista del Consejo de Cámaras. En total, 393.000 pymes solicitaron líneas de financiación al ICO, lo que supuso un 38,5% de las empresas que solicitaron financiación ajena. Este resultado es el más elevado de la serie histórica que comenzó en 2009, con un porcentaje que apenas superaba el 24% de las empresas.

Las pymes acuden al ICO en busca de la financiación que no consiguen en el sector bancario, sin embargo, las dificultades aquí no son menores. En el segundo trimestre del año, el 81,5% de las pymes afirmaron que las condiciones establecidas son muy complejas. Al mismo tiempo, una de cada tres empresas que solicitaron esta financiación tuvieron obstáculos para la concesión del crédito. En este sentido, Raúl Mínguez advierte que aunque las empresas que reconocen tener dificultades, han caído hasta la mitad desde el año 2009, aun queda mucho camino por recorrer.

Estos datos llegan después de que el Gobierno diera luz verde a la nueva línea ICO a proveedores, que comenzará los pagos en septiembre. Esta línea, dotada con 3.400 millones de euros, servirá para pagar las deudas de los ayuntamientos con las pequeñas y medianas empresas. La medida fue criticada por las pymes, que consideran que la dotación del fondo es insuficiente y, además, pidieron que se dé prioridad de pago a las deudas en función de su volumen y no de su fecha de facturación.