La demanda en el tramo institucional ha sido de 1,1 veces la oferta y en el minorista, de 1,04

Bankia fija el precio de la OPV en 3,75 euros

Bankia ha rebajado el precio de la OPV hasta 3,75 euros para asegurar la colocación, ante la presión de los inversores institucionales. Ello supone captar 3.090 millones y un descuento del 73% sobre el valor en libros. La demanda en el tramo institucional ha supuesto el 110% de la oferta y en el minorista, un 104%.

Cartel publicitario de Bankia
Cartel publicitario de Bankia

Bankia ha tenido que ceder a la presión del mercado y de los inversores institucionales. La entidad ha comunicado a la CNMV que debutará con un precio de referencia de 3,75 euros por acción, tal y como publicó Cincodias.com. Esta valoración está por debajo de la banda inicial orientativa de precios, que oscilaba entre 4,41 y 5,05 euros; concretamente, un 15% por debajo del mínimo previsto.

La entidad y los cuatro bancos coordinadores de la OPS -Merrill Lynch, UBS, Deutsche Bank y JPMorgan- han decidido fijar el precio a 3,75 euros ante los datos de demanda. Con el libro de órdenes cerrado, la demanda de los inversores institucionales ha supuesto el 110% del importe destinado a este tramo, de 1.236 millones de euros al precio final. La demanda minorista supone, por su parte, el 104% del importe de este tramo, fijado en 1.854 millones.

En la pasada semana, la entidad colocó el precio máximo en la banda alta, pero con la prima de riesgo en máximos y la dificultad de colocar las acciones entre los inversores cualificados reacios a invertir en el sector bancario y en España, la entidad ha optado por ofrecer un descuento más alto.

Aun así, la entidad captará 3.090 millones, algo más de lo previsto en los test de estrés publicados el viernes pasado. Bankia aprobó este examen alcanzando un ratio de core capital del 5,4% en el peor escenario, apuntándose 3.000 millones de capital derivados de la OPS. Si los bancos colocadores ejercitan la opción de ampliación de la OPS, el llamado green shoe, la captación de capital sería un 10% superior, hasta los 3.400 millones.

Una colocación a estos niveles supone un gran descuento sobre el valor contable de Bankia. Concretamente, a 3,75 euros Bankia valoraría los activos actuales en 3.300 millones de euros, es decir, un descuento del 73% sobre el valor en libros. El descuento una vez llevada a cabo la ampliación sería del 59%.

La entidad todavía tiene que hacer oficial la fijación del precio, así como informar de cuántas solicitudes ha recibido por parte de grandes inversores. Además, debe fijar el precio definitivo de la operación y, sobre todo, los bancos colocadores deben firmar el contrato de aseguramiento, es decir, el documento mediante el que se comprometen a colocar las acciones a los inversores finales o, en su defecto, quedárselas ellos mismos.

En otras palabras, el momento en el que Bankia realiza la operación, aunque las acciones no se vendan hasta mañana y no coticen hasta pasado. Si Bankia firma dicho contrato, una OPS que no pocos analistas habían calificado de "cuestión de Estado" habrá llegado a puerto. A costa, eso sí, de un descuento histórico en la valoración y de ceder la mitad del accionariado a nuevos inversores.

Según fuentes del mercado, ha habido exceso de demanda tanto en el tramo minorista como en el institucional, por lo que habrá prorrateo en el reparto de las acciones.

Dado que Bankia coloca 824 millones de acciones, tenía margen para recortar el precio hasta 3,64 euros y aun así captaría los necesarios 3.000 millones.