Está acusada de aprobar escuchas ilegales

La policía británica detiene a la mano derecha de Murdoch, Rebekah Brooks

Rebekah Brooks, ex consejera delegada de News International, fue detenida ayer en Londres por el caso de las escuchas ilegales y sobornos del tabloide News of the World. La medida supone otro golpe en Reino Unido al magnate Rupert Murdoch.

El diario The Guardian adelantaba ayer la noticia al contar que la policía había detenido a una mujer de 43 años que podría ser Brooks. Una circunstancia que confirmó minutos después por los cargos de corrupción y conspiración mediante escuchas telefónicas. Según la policía británica, la detención ha sido "previa cita" y se lo comunicaron el viernes, el mismo día de su dimisión. Un sistema que ya se utilizó para la detención de Andy Coulson, ex jefe de prensa de David Cameron y exdirector del semanario británico News of the World, que tras ocho horas de detención fue puesto en libertad bajo fianza.

Esta semana la hasta ahora consejera delegada del imperio mediático de Rupert Murdoch presentaba su dimisión ante la presión del escándalo provocado por las escuchas realizadas por el periódico sensacionalista News of the World. El tabloide tuvo que cerrar el pasado domingo por el escándalo tras 168 años de historia. Una dimisión que fue calificada por el primer ministro británico, David Cameron, de "decisión correcta".

La periodista, que era la directora del tabloide cuando se realizaron las escuchas en el teléfono móvil de la niña Milly Dowler, aseguró que su dimisión se debía a que "necesito concentrarme en corregir las distorsiones y en refutar las alegaciones sobre mi historial como periodista, editora y ejecutiva".

Brooks ha sido remplazada por el neozelandés Tom Mockridge al frente de News International, el hasta ahora hombre fuerte de Murdoch en Italia.

Cercana al primer ministro británico, David Cameron, la pelirroja periodista, de 43 años, está acusada de aprobar las escuchas ilegales y pagar sobornos a policías para obtener exclusivas del News of the World, que dirigió desde 2000 a enero de 2003.

Un portavoz de la periodista, que se encuentra bajo custodia, dijo que "está ayudando a la policía en sus investigaciones" y que se presentó en comisaría "voluntariamente", para una cita previamente comunicada.

Este es el último episodio de una crisis por las citadas escuchas ilegales, que se recrudeció el día 4 en el Reino Unido y que se ha convertido en una espiral que amenaza al poderoso imperio de Rupert Murdoch.

Aunque el escándalo estalló en 2006, la semana pasada se divulgó que entre los móviles interceptados estaba el de una niña asesinada, lo que desencadenó una ola de indignación en Reino Unido que ha provocado el cierre del News of the World y la renuncia de Murdoch a adquirir la totalidad del canal de televisión BSkyB. También le ha costado el puesto, además de a Rebekah Brooks, a Les Hilton, presidente de la agencia estadounidense Dow Jones y editor del diario The Wall Street Journal, quien también dimitió el viernes.

La de hoy es la décima detención practicada por la policía en este caso, entre ellos el sucesor de Brooks en el puesto de director de News of the World (2003 y 2007), Andy Coulson, ex jefe de prensa de Cameron hasta enero pasado.

Coulson fue arrestado el pasado día 8 y permaneció retenido nueve horas por la policía, que hacia el final del día lo puso en libertad bajo fianza hasta octubre próximo.

Está previsto que este martes la propia Brooks, el magnate Rupert Murdoch y el hijo de este, James Murdoch, presten declaración ante el Comité de Medios de Comunicación de la Cámara de los Comunes por este escándalo.