Soluciones tecnológicas para empresas

Isoco prepara su salida a Bolsa tras sobrevivir a la crisis 'puntocom'

Fue una apuesta de Santander, a través de la incubadora BtoB Factory; ahora ultima su salida al MAB

Isoco prepara su salida a Bolsa tras sobrevivir a la crisis 'puntocom'
Isoco prepara su salida a Bolsa tras sobrevivir a la crisis 'puntocom'

Los empleados de Isoco, una empresa española ligada a las tecnologías web que arrancó en 2009 como una spin-off del CSIC, confiesan sentirse orgullosos de ser una de las pocas compañías supervivientes de la era puntocom. Y no solo eso, si no de haber logrado sobrevivir sin haber perdido su ADN investigador e innovador, siendo una empresa que genera empleo (ya son 100 personas) y contar en estos momentos con 70 clientes activos, la mayoría de la talla de Leche Pascual, Sos (Deoleo), Repsol, Almirall, La Caixa, Mapfre, Planeta De Agostini o Port Aventura.

"Con la crisis de las puntocom, Isoco tuvo que reinventarse, orientarse más al mercado, al valor que aportan las nuevas tecnologías, y lo hemos hecho con éxito", cuenta Javier Aróstegui, director general de la compañía. Actualmente, sus accionistas siguen siendo BtoB Factory (aunque el Santander ya se salió de esta incubadora), con un 20%, y BCN Emprèn (donde están Telefónica y La Caixa), con otro 20%. Ambas compañías entraron en su capital en el año 2000. Después, entraron el fondo de capital riesgo Invernova, que controla hoy casi el 40%; el Gobierno de Navarra, a través de NGA, con un 18%, y el resto está en manos de fundadores y empleados.

Aróstegui dice que Isoco gana dinero desde 2005. Desde ese año, la compañía ha más que triplicado su facturación. Ese año, facturó 2 millones de euros, mientras en 2010 alcanzó los 6,3 millones y un 5% en términos de Ebitda. La previsión es facturar este año 7,5 millones.

Buscan captar fondos para impulsar un plan de expansión y comprar algunas empresas

Isoco, especializada en soluciones tecnológicas para el desarrollo de la economía en red en empresas e instituciones, pretende alcanzar ese crecimiento gracias a sus dos áreas de negocio, una centrada en la gestión inteligente de contenidos y, otra, en la transformación de la función de compras de las empresas. Ambas se apoyan en su centro de I+D, Isoco Lab, que tiene un equipo de 12 personas y una inversión en 2010 de 600.000 euros para investigación.

Aróstegui reconoce que crecer en España por encima del 10% resulta ya complicado, así que han emprendido un plan de internacionalización. "Buscamos socios en otros países que apuesten por nuestra tecnología y quieran crear una empresa con la marca Isoco, en la cual coparticiparíamos como accionista, aunque no necesariamente tenemos que tener mayoría". El objetivo para este año es entrar en dos países y llegar a 12 en enero de 2014. "Hemos puesto foco en las economías emergentes. Para este año, estamos mirando Latinoamérica (estamos hablando con firmas en Brasil, Chile y Perú) y Emiratos Árabes".

Para ejecutar este plan, Isoco prepara su salida a Bolsa. "Queremos salir al MAB en el primer trimestre de 2012. Estamos hablando con varios asesores y colocadores y elegiremos con quién vamos antes de fin de mes", explica Aróstegui. La firma tratará de captar fondos con un doble propósito: financiar su expansión internacional y comprar alguna empresa (que facturen entre 1,5 y 3 millones y les aporten valor) para crecer.

Isoco, que ofrece tecnología, servicios de consultoría e integración, tiene en su portfolio de productos un buscador semántico, soluciones de negociación online "que imprimen eficiencia y transparencia a la función de compra de las empresas", y un asistente inteligente, que entre otras compañías está utilizando Kukuxumusu en su tienda virtual y que ha logrado subir, según Isoco, de 2 a 5 minutos el ratio de permanencia de las personas que entran en su web y aumentar el ratio de conversión de accesos a ventas.

Aróstegui explica que internet es un repositorio enorme de información y, señala, que el reto está ahora en convertir toda esa información en conocimiento. Es la llamada web 3.0 o web semántica. En esta línea, cuenta que Isoco está trabajando, por ejemplo, con Coca-Cola para ayudarles a extraer conocimiento de toda la información que tienen en su área comercial y de marketing. "Nuestro objetivo es generar valor a nuestros clientes, aportándoles herramientas que les permita tener una gestión inteligente en su relación con proveedores y clientes".

Lanzará un 'Twitter' para empresas a final de año

Isoco presume de aplicar internamente los avances tecnológicos que propone a sus clientes. Vamos, que no quiere que se les aplique el popular dicho de en casa del herrero, cuchillo de palo. Esta compañía ofrece a sus clientes soluciones para impulsar el concepto de innovación abierta. Y muchos de ellos, como Leche Pascual, Repsol, Bankinter o Mapfre, ya lo están utilizando para establecer redes para innovar con sus propios proveedores, clientes y empleados. Y todo ello con la ayuda de tecnologías semánticas de Isoco, que utilizan lenguaje natural.

Isoco hizo un concurso de ideas con sus empleados en 2009, utilizando su plataforma Open Ideas, y de ahí salió un sistema de microblogging, similar a Twitter, pero para empresas, que ha ganado el premio al mejor producto de investigación aplicada en la cita anual europea más importante sobre web semántica, celebrada en junio en Creta (Grecia).

"Es un Twitter semántico. Ahora mismo es un prototipo que funciona, pero estamos en la fase de conceptualizar el negocio y comercializarlo", cuenta Javier Aróstegui. Isoco espera lanzarlo al mercado a finales de año. La principal novedad de miKrow (así se llama) reside en la incorporación de búsqueda semántica a un sistema de microblogging, que indexa la información de modo que permite recomendar al usuario mensajes relevantes en función del contenido que escriba.

Según Isoco, con miKrow han creado un poderoso instrumento para facilitar la gestión del conocimiento en las organizaciones. ¿Cómo funciona? Indexa los mensajes semánticamente, por lo que es capaz de recomendar contenido de interés al usuario cuando este escribe información relacionada.

Aróstegui, que reconoce que Isoco tiene el gran reto de llevar su tecnología a las pymes, destaca el papel del laboratorio de la compañía, de donde sale toda su innovación. Aun así, subraya la importancia de hacer trabajos mixtos con otras organizaciones. "La investigación y la innovación nunca deben ser endogámicos", dice. Por ello, colaboran frecuentemente con el CSIC y también trabajan con la Fundación Vulcan de Paul Allen, cofundador de Microsoft.

Las cifras

6,3 millones facturó Isoco el pasado año, con un crecimiento del 5%. La previsión es alcanzar los 7,5 millones este ejercicio.

70 son los clientes activos que tiene hoy la compañía. En 2010, logró 20 nuevos clientes, un 25% más.

100 empleados suman la plantilla de Isoco; 12 dedicados solo a I+D.