Bajó un 3,93% hasta 1,051 billones

La actividad hipotecaria registró en mayo la mayor caída de su historia

El saldo total de crédito hipotecario de las entidades financieras bajó un 3,93% en mayo y se estableció en 1,051 billones de euros, mientras que hace un año aumentaba a un ritmo del 0,4%, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE) que confirman la contracción de los préstamos para la compra de vivienda en España.

Este descenso correspondiente a 43.066 millones de euros es la mayor bajada del saldo hipotecario registrado desde 1992, año en que comenzó a publicarse esta serie histórica de la AHE. El saldo de este tipo de préstamos estrenó el año con un recorte interanual del 2,2% en enero y a medida que avanza 2011 agudiza su caída.

La actividad crediticia hipotecaria comenzó a desacelerarse con el estallido de la crisis de las hipotecas 'subprime' en Estados Unidos en agosto de 2007, tras registrar crecimientos superiores al 20% en la fase más aguda del 'boom' inmobiliario en España.

Los datos sobre la bajada del saldo hipotecario coinciden con el previsible aumento del precio de las hipotecas que conceden las entidades a raíz de la elevada percepción del riesgo de impago con la prima de riesgo de España disparada y el alto nivel de paro por encima del 21%.

Asimismo, coincide con el previsible repunte del euríbor en la recta final del ejercicio 2011, después de que el Banco Central Europeo (BCE) subiera los tipos de interés en un cuarto de punto el pasado 7 de julio hasta el 1,5%.

El sector financiero cerró mayo con 4.561 millones de euros menos de saldo hipotecario respecto a abril (-0,43%) y con una merma de 25.164 millones menos en lo que va de año (-2,34%).

Del saldo total, 574.136 millones de euros correspondieron a las cajas de ahorros, un 4,78% menos que en el ejercicio anterior, 392.474 millones a bancos (-2,00%), 69.496 millones a cooperativas de crédito (-2,84%) y 15.740 millones a establecimientos financieros (-3,15%).

Estas cifras reflejan que las cajas de ahorros aglutinan la mayor parte del saldo hipotecario y registran el mayor descenso, mientras que en el caso de los bancos el descenso es más de dos puntos porcentuales menor.