Las indemnizaciones previstas son muy superiores a las de Francia o Alemania

Anfac advierte de que con lo previsto en la ley de distribución subirá el precio de los coches

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles advierte que el anteproyecto de Ley de Contratos de Distribución producirá efectos negativos para el mercado, la industria y el propio consumidor, ya que, entre otras consecuencias, se produciría una subida de los precios de los coches.

Anfac recuerda que el proyecto establece unos baremos para posibles indemnizaciones de las marcas a los concesionarios (por pérdida de clientela o inversiones no amortizadas) que obligarán a los fabricantes a realizar "elevadas" provisiones. Este hecho y el aumento de los costes de comercialización "perjudicarían al consumidor porque, lejos de bajar los precios, se podría producir un incremento de los mismos".

Según la patronal de fabricantes, los baremos para indemnizaciones que prevé fijar la ley son muy superiores a los de otros países europeos como Francia o Alemania. Además, asegura que las indemnizaciones deben fijarlas los jueces, y recuerda que la Comisión Nacional de Competencia (CNC) se pronunció a este respecto en contra de fijar indemnizaciones por clientela.

En otro orden de cosas, Anfac advierte de que el texto establece la posibilidad de que una empresa pueda vender un concesionario sin autorización de la marca, lo que, según la patronal, "supone un blindaje para los accionistas de las concesiones" y sólo beneficiaria a los propietarios, no a los empleados. CESION DEL CONTRATO.

Además, alerta de que se estaría obligando a los fabricantes a ceder su contrato y, por lo tanto, el derecho a usar su marca a un tercero, que podría ser incompetente e incluso insolvente. "Resulta intervencionista y contrario a las normas actualmente vigentes en toda la UE", manifiesta.

Anfac exige además que la nueva norma no se aplique a los contratos antiguos, ni a las renovaciones ni a las prórrogas que están actualmente en vigor, pues se generaría una situación de incertidumbre e inseguridad jurídica.

En conclusión, la Asociación de Fabricantes pide que se respete la libertad de pacto, y advierte de que, en caso de prosperar determinadas enmiendas, se podría volver a la situación de inicio, provocando perjuicios a un sector industrial que invierte "grandes sumas" en I+D+i