Rebaja la calificación de siete bancos

Nuevo golpe de Moody's a Portugal: esta vez, le toca a la banca

Si Moody's ya era poco popular en Portugal, a partir de ahora lo será aún menos. La agencia de calificación ha rebajado la nota de solvencia de los siete mayores bancos lusos, entre los cuales, dicho sea de paso, están algunos que han pasado los test de estrés.

Los test de estrés no convencen a las agencias de calificación. Al menos a Moody's. La organización anunció hoy su decisión de degradar por debajo del nivel de bono basura a cuatro de los bancos que la EBA ha considerado hoy en sus test de estrés que tienen solvencia suficiente. No obstante, su decidión de rebajar las calificaciones de hasta siete bancos viene motivada por el descenso de la nota de solvencia de la República de Portugal -desde Baa1 a Ba2- la semana pasada, según explicó en su nota

Caixa Geral de Depósitos (CGD) es una de las entidades que ha caído por debajo del grado de inversión: el largo y corto plazo de deuda senior no garantizada y las calificaciones de depósitos bajaron a Ba1 desde Baa. Banco Espirito Santo, por su parte, también es bono basura tras caer dos grados hasta Ba1, así como Espirito Santo Financial Group (nueva nota: Ba2).

Banco Comercial Portugués, también aprobada por la EBA, ve cómo su rating queda justo debajo del grado inversor (Ba1), lo mismo que Caixa Económica Montepio Geral (Montepío) (Ba2 desde Ba1). Banco BPI y Santander Totta se mantienen por encima del umbral, aunque caen de Baa2 a Baa3 el primero y de A3 a Baa1 el segundo.

Por otra parte, tres bancos no se ven afectados por la rebaja de hoy. Banco Itau BBA International, con una nota de Baa2; Banco Internacional do Funchal (Banif), con el Ba2; Banco Portugues de Negocios, con el B. La nota de Itaú no se encuentran bajo revisión para posible baja, mientras que la revisión para posible baja continúa para Banif.

Una lista completa de las calificaciones afectadas se pueden encontrar en este enlace: