El nacionalizado ATE Bank el único con Core Tier1 negativo

Un banco griego, el peor de Europa

La tragedia griega también se ha dejado notar en los test de estrés. De hecho, el farolillo rojo es, como no, heleno. Más concretamente, el nacionalizado ATE Bank que es la única entidad examinada que ha obtenido un Core Tier1 estresado negativo.

Grecia lleva tiempo familiarizada con el estrés y con las pruebas de resistencia. Su deuda, su Bolsa, sus empresas y sus ciudadanos han sido rescatados, presionados por los mercados y puestos al borde de la quiebra. Todo ello en menos de un año. Hoy no podía ser menos y Atenas ha vuelto a aparecer en los titulares. Dos de sus entidades forman parte del conjunto de ocho firmas que han suspendido los test de estrés. Especialmente destacable es el caso de ATE Bank que ha sido la única que ha registrado un Core Tier1 estresado, parámetro utilizado por la Autoridad Bancaria Europea (ABE, en sus siglas en inglés) para medir las pruebas, negativo. Para ser más exactos, un -0,8% frente al 5% exigido para aprobar. A pesar de ello, no sería necesario capital adicional ya que los 713 millones de déficit se han cubierto sobradamente tras haber realizado recientemente una ampliación de capital de 1.260 millones de euros. Con esto la nota de la entidad subiría hasta el 6%.

La otra entidad helena que no ha conseguido superar el examen ha sido el EFG Eurobank que ha quedado a una décima del aprobado con un 4,9%. A pesar de esto, la firma tampoco requiere de medidas adicionales ya que en el escenario mitigado, aquel que incluye las provisiones llevadas a cabo más allá del 30 de abril de 2011, alcanzaría el 7,6%.

Dos suspensos por cuatro aprobados. Este ha sido el balance de la banca griega tras las pruebas de resistencia. Unos resultados moderadamente optimistas dada la situación de las finanzas helenas. Un dato a tener en cuenta son los diferentes criterios establecidos por la EBA para delimitar el escenario estresado con horizonte en 2012 en cada uno de los Estados europeos. Mientras que en España la hipotésis se fijaba en una reducción del 4,6% de PIB, para Grecia se rebajaba hasta el 3,3%.

El tercero en discordia, descontando los cinco españoles suspensos, es el Oesterreichische Volksbanken AG. La entidad austriaca ha obtenido un 4,5%, aunque, al igual las dos firmas griegas, no necesitaría más capital ya que en situación atenuada obtendría un excelente 9,8%.