Traslada oficinas a las afueras de Madrid

Y Accenture decide tomar nuevos aires en La Finca

La consultora Accenture ha decidido aprovechar el final de contrato de arrendamiento de sus oficinas situadas en la calle Ramírez de Arellano, en la capital de España, para dar un nuevo impulso a su actividad y trasladarse a dos edificios más modernos, y con la tecnología más avanzada, situados en La Finca, centro de negocios de la localidad de Pozuelo de Alarcón, dentro de la Comunidad de Madrid.

En concreto, la mudanza ha tocado al área de soporte al negocio (como asesoría jurídica, marketing, etcétera) y es precisamente hoy 15 de julio cuando se produce el cierre de las instalaciones de Madrid.

A lo largo del último año se ha ido trasladando el personal a estos dos edificios de 9.000 metros cuadrados que disponen de instalaciones como una sala showroom de última generación. En total, dichos edificios pueden albergar 2.900 puestos de trabajo.

Rafael Galán, director de Medios de Accenture, dice que el objetivo de este cambio de ubicación es "poder mostrar a los clientes nuestros servicios de una manera global y completa". A su juicio en estos dos edificios, donde se encuentran negocios como el outsourcing de procesos de negocio (BPO), gestión de aplicaciones (AO) y la filial Coritel, "nuestros multiclientes podrán ver en detalle todos los servicios que ofrecemos".

Galán resalta que en las instalaciones de la showroom, "los clientes podrán asistir a las conexiones con otros centros que se encuentran en países como Filipinas, India o Argentina".

La previsión es que en agosto el grupo haya terminado de concentrar a todos los trabajadores en La Finca. La mudanza al parque empresarial se ha hecho de manera paulatina, y el último bloque del traslado ha acogido a entre 350 y 400 trabajadores.

Accenture inició su actividad en el Edificio 2 de La Finca en el año 2003 y es aquí donde están destinados los servicios de su filial Coritel. Por su parte, el Edificio 10 alberga el BPO Center, de 3.000 metros cuadrados, y que se encuentra activo desde el año 2009.

En esta edificación también está instalado el Centro AO, donde se encuentra ubicada la nueva showroom. Este centro tiene una extensión de 3.000 metros cuadrados y su apertura en el edificio fue en diciembre del año pasado.

Galán no quiere pasar por alto que los dos edificios son medioambientalmente sostenibles. "Aparte, nuestro compromiso con la sostenibilidad ha sido recompensado con la obtención del A+ en la memoria de responsabilidad social corporativa (RSC)".

Teletrabajo

Por lo que respecta a los empleados, podrán beneficiarse de medidas como el teletrabajo, algo que favorece estos dos edificios. "Queremos que sea parte de nuestra cultura. En algunas áreas puede llegar al 25%. Por ejemplo, el teletrabajo podrá ser de dos a cinco días a la semana. En las oficinas de Arellano era más difícil realizar la conciliación", apunta Galán.

Los servicios situados en Torre Picasso se mantienen

A pesar de este traslado, Accenture mantendrá la ubicación en Torre Picasso, donde se desarrollará el otro polo de su actividad. "Estas instalaciones continuarán siendo el recinto idóneo para recibir a los clientes. Al estar situada la torre en pleno centro de negocios de la capital, en la zona de Azca, es necesario estar aquí para mantener el contacto con nuestros clientes", asegura Galán.

En cuanto al parque industrial La Finca, que dispone de 18.000 metros cuadrados, el director de Medios de la consultora recuerda que Accenture fue la primera empresa en instalarse allí. "Nuestra relación con la propiedad es excelente. A nosotros nos gusta que los clientes nos llamen socios y los propietarios de La Finca nos consideran como tal. Siempre se han mostrado abiertos a responder a los cambios y ayudas que les hemos pedido". Galán resume diciendo que están "muy contentos y satisfechos".