Alemania presiona antes de la reunión de urgencia

Merkel condiciona la cumbre europea a un acuerdo previo y "viable" sobre Grecia

El Eurogrupo planea una reunión de urgencia para encarrilar la crisis de deuda. Aún no hay fecha debido a las reticencias alemanas. Merkel exige acordar un plan "viable" antes de reunirse en Bruselas.

"La condición es que seamos capaces de decidir un programa completo y viable para Grecia". Este es el requisito que exige la canciller alemana, Angela Merkel, para sentarse a negociar con el resto de líderes europeos, tal y como desea el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Alemania, junto con Holanda, es partidaria de que los acreedores privados asuman quitas voluntarias en sus créditos con Grecia. El BCE y el resto de socios del euro abogan sin embargo por un mayor esfuerzo de los Estados en el segundo paquete de ayudas a Atenas.

Esta diferencias están impidiendo no solo el consenso sobre la formula para la ayuda a Grecia, sino que también bloquean la convocatoria de una posible cumbre europea para buscar una salida a la crisis fiscal que en los últimos días está concentrando la presión sobre Italia y España.

Una reestructuración voluntaria de la deuda Griega, tal y como quiere Alemania, sería considerada como un impago por parte de las agencias de medición de riesgos. Esto imposibilitaría la utilización de bonos griegos como colaterales ante el BCE y bloquearía aún más las vías de financiación del país heleno. Ante la inacción del Ecofin, que se reunió por última vez el lunes, Fitch redobló ayer el castigo sobre la deuda griega. Degradó los bonos helenos hasta el penúltimo escalón de su escala (CCC), a solo un paso de la temida D que marca el default o suspensión de pagos.

Uno de los prestamistas en los rescates financieros europeos, el Fondo Monetario Internacional, ha criticado hoy la lentitud de la UE para lograr una acuerdo y ha instado a pactar de una vez el segundo rescate, ademas de añadir que, de momento, no tiene previsto participar en él. Washington cifra en 104.000 millones de euros la nueva factura griega hasta 2014 y prevé que sea cubierta por la zona euro (71.000 millones) con ayuda de la banca griega y del resto de Europa (33.000 millones).

La Comisión Europea arremete contra las agencias de 'rating'

La Comisión Europea ha arremetido de nuevo contra las agencias de 'rating' tras la decisión de Fitch de rebajar en cuatro escalones la nota de la deuda pública de Grecia, y dejarla al borde del impago. "Lamentamos y no entendemos esta decisión de Fitch", ha dicho la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde.

"La UE y el FMI acaban de acordar el desembolso de otro tramo del apoyo financiero a Grecia, lo que supone una prueba clara de que las condiciones para el pago se han cumplido", ha alegado la portavoz. Ambas instituciones pactaron a finales de junio desbloquear los 12.000 millones de euros programados como quinto tramo del primer paquete de ayuda a Grecia. También ha resaltado que prosigue el "intenso trabajo" para diseñar el segundo rescate para Grecia. No obstante, no ha querido pronunciarse sobre cuando se convocará la cumbre extraordinaria del Eurogrupo que en principio estaba prevista para este viernes pero a la que Alemania se opone. "Se producirá cuando sea el momento adecuado", se ha limitado a señalar Ahrenkilde.