Industria naval

Navantia amortiza capital en 175 millones por las pérdidas

Los responsables del grupo de astilleros públicos Navantia han decidido reducir capital para tratar de compensar las pérdidas económicas que acumula la compañía desde el inicio de la crisis.

Si en 2009 el grupo cerró el ejercicio con unos números rojos que llegaban a los 80,8 millones de euros, en el último ejercicio, aunque se redujeron de forma significativa, se situaron en los 44,4 millones.

Por eso, en la junta de accionistas, celebrada el pasado 20 de mayo, se decidió aprobar una reducción del capital social por valor de 174,63 millones de euros, mediante la amortización de 29,05 millones de acciones, cada una con un valor nominal de 6,01 euros.

De esta forma, el capital social de Navantia queda fijado en 226,32 millones de euros, un 43,5% menos que lo que tenía antes de la junta. El accionista universal de la compañía es la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

En 2010, el grupo de construcción naval logró un volumen de contratación de 518,4 millones, lo que situó su cartera de pedidos en los 2.887 millones, el 80% de los cuales corresponde a proyectos militares.

El valor de la cartera cayó un 4%, afectado por el ajuste a la baja de los presupuestos de defensa de la mayoría de los países occidentales.

La facturación fue similar a la conseguida en 2009, con unos 1.596,4 millones de euros. El nivel medio de ocupación en los centros de Navantia fue del 92% y la capacidad de producción asciende a los 5,2 millones de horas.

La empresa está tratando de diversificar su actividad para entrar en el negocio de la eólica marina. Así, trata de compensar la caída en el mercado de construcción de buques. En todo caso, Navantia considera accesibles el 54% de los programas de buques militares pendientes de adjudicación hasta 2019.

Acuerdo con Rusia

Dentro de la nueva política de Navantia de firmar acuerdos de colaboración con grupos internacionales, la empresa acaba de sellar su alianza con Rosoboronexport, que tiene la exclusiva para operaciones comerciales de las industrias de defensa en Rusia.