Por 165 votos a favor frente a 135 votos en contra

El Senado italiano aprueba el plan de austeridad del Gobierno

El plan de ajustes por importe de 79.000 millones euros presentado por el Gobierno de Berlusconi para reducir el déficit será sometido este viernes a la aprobación del Congreso, donde el Ejecutivo cuenta con mayoría.

El nuevo programa de austeridad supone un ajuste adicional de 32.000 millones de euros respecto al proyecto inicialmente planteado por el Gobierno después de que los mercados arrastraran el pasado viernes a Italia al epicentro de las tensiones de la deuda soberana. Se aplicará de manera escalonada entre 2011 y 2014, reservando la mayor parte del ajuste, unos 70.000 millones a los ejercicio de 2013 y 2014, para cuando el Gobierno pretende alcanzar el equilibrio presupuestario.

Entre las distintas medidas de ajuste del gasto público, el Ejecutivo aplicará recortes a las regiones y entidades locales e introducirá el copago en la sanidad pública. Asimismo, el plan de ajuste contempla adelantar a 2013 la entrada en vigor del incremento en la edad legal de jubilación para hombres y mujeres, mientras que se congelarán las pensiones más elevadas, aquellas que superan los 90.000 euros anuales.

Coincidiendo con la votación del programa de reformas, el Tesoro italiano ha colocado 2.965 millones de euros en sendas subastas de deuda a cinco y quince años, aunque los intereses de las dos operaciones se han disparado en la primea toma de contacto del país con los mercados en una subasta de deuda a largo plazo desde el incremento de las tensiones en la periferia del euro.

En concreto, el Tesoro colocó 1.250 millones de euros, el máximo previsto, en bonos a cinco años con una rentabilidad del 4,93%, lo que supone un 26,4% más que el interés ofrecido hace un mes en la anterior subasta de este tipo y representa el rendimiento más elevado de la deuda italiana a cinco años desde junio de 2008. La operación, se saldó con una ratio de cobertura de 1,93 veces, frente a las 1,28 veces del mes anterior.

Por otra parte, el Tesoro italiano llevó a cabo una subasta de bonos a 15 años en la que ha logrado colocar 1.715,8 millones de euros, con una rentabilidad del 5,90%, el más alto pagado desde la introducción del euro en el país.