Presupuestos de 2012

El Senado desoye los argumentos de Salgado y rechaza el techo de gasto

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, pidió ayer al Senado que tuviera en cuenta el "entorno de exigencia de los mercados" y aprobara el techo de gasto para 2012 presentado por el Gobierno. La Cámara alta desoyó sus peticiones y, tal y como estaba previsto, rechazó el límite de gasto no financiero con los votos del PP y de las minorías de izquierda.

Sin embargo, el veto del Senado será votado hoy en el Congreso y todo apunta que será desestimado gracias a los votos favorables del PSOE y a la abstención de CiU, PNV y CC. Así, el Parlamento dará luz verde al límite de gasto no financiero que alcanza los 117.353 millones, un 3,8% menos que en el ejercicio en curso.

En cualquier caso, Salgado indicó que los Presupuestos de 2012 podrían incluir un recorte del gasto aún mayor. El Gobierno pretende, con ello, mandar un mensaje a los mercados y a los inversores internacionales que han puesto en el punto de mira a España e Italia en la última semana.

Por otra parte, el Senado también rechazó la senda de reducción del déficit que contempla que los números rojos de la Administración pública se reduzcan hasta el 2,1% del PIB en el año 2014. Se trata de un objetivo muy exigente, ya que el déficit público alcanzó el 9,2% del PIB en 2010.

Las comunidades aparecen como la mayor amenaza al cumplimiento de la senda de reducción del déficit. En este sentido, Salgado aprovechó su presencia en la cámara territorial para reclamar a las comunidades que se suman a la regla de gasto que el Gobierno ha aprobado para la Administración central y los entes locales, con el objetivo que sus partidas presupuestarias se vinculen al crecimiento del PIB.

En cualquier caso, el escenario presupuestario para 2012 contempla que elevar la financiación de los entes territoriales hasta los 38.282 millones, 10.000 millones más que en el actual ejercicio. El PP criticó que si se tienen en cuenta las transferencias a comunidades y ayuntamientos, el gasto aumentará en 5.000 millones en 2012.