Análisis

El peor trimestre de su historia. Ahora toca mejorar

Banesto cerró el semestre con un beneficio de 287 millones de euros, con una caída del 24,9%, como consecuencia de la caída del negocio y de las provisiones genéricas, hucha que ha vuelto a rellenar con 105 millones de euros una vez que estaba bajo mínimos en el trimestre anterior.

Este puede ser el peor trimestre de la historia de Banesto desde que se encuentra en la órbita del grupo Santander. Pese a todo, en el banco confían aún en que en este ejercicio los resultados irán de menos a más. En la entidad consideran que los resultados han tocado fondo, y a partir de ahora comenzarán a mejorar. Esas son sus previsiones, pero el panorama de Europa en general y de España en particular no parece que haya puesto aún el punto y final a la crisis económica y financiera, y un ejemplo está en el lunes negro sufrido ayer.

El crédito volvió a desplomarse en el trimestre, y ya lleva una caída del 5,7% desde hace un año, tendencia que es muy posible que se repiita en las próximas semanas en las presentaciones de los resultados del semestre que realizará el reesto de las entidades financieras.

La tasa de morosidad ha vuelto a subir al llegar al 4,39%, frente al 3,48% de un año antes. Pese a ello, en el grupo han detectado que la entrada de mora se ha estabilizado. Lo que ocurre es que al descender la inversión la ratio de créditos impagados se dispara.

Otro punto positivo del trimestre es que Banesto ha logrado nuevamente mejorar su solvencia. Su core capital es ya del 8,8%, 15 puntos básicos mayor que hace tres meses, y ya está muy cerca de su objetivo, llegar al 9% sin acudir a los merados, algo que una vez que se publiquen los test de estrés el próximo viernes puede convertirse en todo un reto.

Los analistas no solo se fijarán en las entidades que han suspendido y no han logrado llegar al 5% de core Tier 1 que se ha fijado como barrera, "el mercado se fijará en el 7% y 8%. Las entidades que saquen menos serán penalizadas por el mercado. En los próximos meses verémos muchas entidades europeas que necesiten levantar capital. Unas porque hann suspendido y tienen la necesidad de ampliar capital, otras porque quieren fortaleceerse y llagar al 8% de core capital como mínnio, si no quieren ser castigadas por el mercado", señala un directivo de una entidad financiera.