El resultado se conocerá el próximo viernes

Salgado admite que alguna caja suspenderá las pruebas de estrés

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, admitió ayer que alguna entidad bancaria española podría suspender las pruebas de esfuerzo europeas, cuyo resultado se conocerá el próximo viernes, debido al cambio en los criterios de evaluación respecto al año pasado.

Salgado había defendido que todas las cajas y bancos españoles iban a pasar la prueba, pero ayer modificó su discurso al explicar que había hecho esa afirmación contando con que se aplicasen los mismos criterios que el año pasado, extremo que ha sido modificado, explicó.

"Yo hice esa afirmación en un supuesto que era el mismo que el del año pasado, en el que las provisiones dinámicas formaran parte del capital. Para todos ha sido una sorpresa que esas provisiones dinámicas en este año no formen parte del capital. Y, por lo tanto, yo en este momento no hago esa previsión", explicó Salgado, antes de participar en una reunión de ministros de Finanzas de la zona euro. "Lo que sí sigo diciendo es que si las provisiones dinámicas se suman, desde luego, ninguna caja fallará", añadió.

El próximo 15 de julio se conocerán los resultados de las pruebas de solvencia a que se han sometido este año 91 bancos y cajas de ahorros de Europa, 25 de ellos españoles.

España es el país con más entidades sometidas al control de los supervisores, ya que los bancos y cajas del país suponen casi el 27% de la lista de entidades de toda Europa. En 2010, las pruebas de solvencia se realizaron también a 91 entidades, de las que 27 eran españolas, aunque entonces las exigencias eran menores.

Entonces, suspendieron siete entidades europeas, de ellas cinco cajas de ahorro españolas que habían pedido fusionarse con ayuda del FROB: Cajasur, Catalunya Caixa, Caja España-Duero, Banca Cívica y Unnim.