Por 4.500 millones de dólares

La justicia norteamericana aprueba la venta de patentes de Nortel

Apple, Microsoft, RIM y otras tres compañías líderes en tecnología han recibido la aprobación de las cortes para comprar las patentes inalámbricas de la canadiense Nortel Networks, en quiebra desde 2009.

Jueces de EE UU y Canadá han aprobado hoy la venta de 6.000 patentes y aplicaciones efectuada en subasta el pasado mes de junio, y que triplicó las cifras estimadas por los analistas. Nortel Networks Corporation solicitó concurso de acreedores en enero de 2009 y los tribunales de ambos países siguen supervisando la enajenación de activos al tiempo que el antiguo gigante de las telecomuicaciones va cesando operaciones.

La subasta "rompió records en la industria de las patentes", ha dicho la experta Lisa Schweitzer, de la consultora que representa a Nortel. La puja comenzó con una oferta de 900 millones a cargo de Google, una empresa con un grupo relativamente pequeño de patentes inalámbricas en una industria creciente y cada vez más llena de pleitos sobre la propiedad intelectual. El precio pagado tras 19 rondas de licitación indicó lo lejos que Apple estaba dispuesto a ir para frustrar las ambiciones de Google en móviles, según creen los analistas.

Probablemente, el grupo ganador tratará de maximizar su retorno sobre las patentes usándolas para litigar en contra de otros, con Google y su software para teléfonos móbiles Android por primera vez en la lista. En la licitación también estuvieron presentes Intel y RPX, que autoriza patentes por una tarifa. Apple lanzó primeramente su propuesta por su cuenta, pero se asoció con Rockstar después de la quinta ronda.

La venta abarca tecnologías inalámbricas, redes de datos, óptica, voz, Internet y semiconductores. Las patentes más preciadas son las relacionadas con las emergentes normas 4G, tales como la Long Term Evolution (LTE).

Restitución a los acreedores

Varias empresas de tecnología como Verizon y Hewlett-Packard se opusieron a la venta. La mayoría de las objeciones fueron resueltas reiterando que la venta no negaba acuerdos de licencias relacionados con las patentes incluidas en la venta.

El juez Kevin Gross dijo que sería "un error de 4.500 millones" no aprobar la venta. Se espera que la transacción finalice aproximadamente en un mes, según Schweitzer. El dinero pasará a formar parte del patrimonio de Nortel y, finalmente, será distribuido entre los acreedores, que van desde los proveedores a los inversores con bonos de la compañía.

La venta alcanzó un precio más alto que todas las ventas de otros activos de Nortel juntas. Nortel ya ha recaudado casi 8.000 millones por ventas de activos. El 1 de julio, el anuncio de los resultados de la subasta empujó algunos de los títulos de Nortel por encima de la par.