Se acaba el plazo para el Gobierno de EE UU

Obama asegura que presionará para lograr un acuerdo sobre la deuda

El presidente de EE UU, Barack Obama, aseguró hoy en una alocución que seguirá buscando "el acuerdo más amplio posible" con los líderes del Congreso sobre los recortes que salvaguarden el presupuesto estatal. Obama necesita este acuerdo con los republicanos para que ampliar el techo de deuda más allá de los 14.300 millones de dólares antes de 2 de agosto y corra el riesgo de entrar en suspensión de pagos.

"Ahora es el momento de solventar estos problemas", aseguró el presidente en una conferencia de prensa. "Si no es ahora, ¿cuándo?". El líder de los demócratas va a continuar con las negociaciones esta tarde. Obama fue claro. Si no hay pacto, habrá otra recesión y millones de desempleados.

Las medidas sobre cómo reducir la deuda centran las discusiones entre el presidente Barack Obama y los líderes republicanos. Ayer intentaron acercar posturas en una tensa, según los analistas locales, reunión de unos 75 minutos que se saldó sin acuerdo acerca de los recortes necesarios para mantener a raya la deuda. Obama persigue elevar en el Congreso en el Congreso el techo del endeudamiento, fijado en 14.300 millones de dólares. Esta modificación eliminaría las posibilidades de un default, el primero de su historia. Una posibilidad cada vez más real, ya que el Tesoro ha advertido que el 2 de agosto se quedará sin dinero para hacer frente a sus gastos.

Los conservadores, mayoritarios desde enero en la Cámara Baja, se niegan sin embargo a aprobar esta elevación sin recortar el gasto público. Algo a lo que no se niegan los demócratas del presidente. Sin embargo, difieren en el cómo. Los republicanos rechazan un incremento de los impuestos y prefieren que se recorten partidas como las prestaciones sanitarias. Obama está dispuesto a palicar la tijera en estos servicios, según aseguró hoy. Pero a cambio de elevar los impuestos.

El Gobierno no da su brazo a torcer. No puede. No en vano, se juega la posibilidad de quedarse sin dinero para afrontar sus gastos. Se prevé que hoy mantengan una nueva reunión para tratar de pactar una posición conjunta. Obama, en todo caso, celebrará una conferencia de prensa a las 17.00 hora pensinsular española en la que dará cuenta del estado de la situación.

Las malas noticias, en todo caso, se acumulan para la economía estadounidense. El viernes, Obama comunicó la peor cifra de desempleo desde diciembre.