El 49% de los franceses, a favor de su regreso

Continúan los rumores que desacreditan a la mujer que acusó a Strauss-Khan

La camarera de hotel que acusó de intento de violación a Dominique Strauss-Khan es supuestamente una prostituta que, después del incidente, habló con un amigo encarcelado sobre la oportunidad de lucrarse con la denuncia, afirman hoy medios estadounidenses. Además se ha publicado una encuesta en "Le Parisien" que asegura que el 49% de los franceses está a favor de la vuelta de DSK a la política.

La camarera de hotel que acusó de intento de violación a Dominique Strauss-Khan es supuestamente una prostituta que, después del incidente, habló con un amigo encarcelado sobre la oportunidad de lucrarse con la denuncia, afirman hoy medios estadounidenses.

Ayer un juez de Nueva York suspendió el arresto domiciliario impuesto en mayo pasado al entonces director gerente del Fondo Monetario Internacional, acusado de intento de violación por una mujer de Guinea que trabajaba en el hotel Sofitel de Manhattan.

La Fiscalía ha indicado que numerosos elementos han debilitado la credibilidad de la mujer, incluidos los testimonios divergentes que ella ha proporcionado sobre lo ocurrido en el hotel.

Propinas extraordinarias

El diario sensacionalista The New York Post -que cita como fuente de su versión solamente a "una persona allegada a la investigación por la defensa", afirmó hoy que "la mujer hacía labores dobles como prostituta, cobrando en efectivo por sus servicios a los huéspedes masculinos".

El supuesto informante no identificado dijo al Post que "hay informaciones de que ella recibía 'propinas' extraordinarias, si sabe lo que quiero decirle. Y no era por traer las malditas toallas".

Esto, siempre según el diario, explicaría por qué Strauss-Khan insista en que su encuentro sexual fue consentido.

Una extraña llamada

Por su parte "The New York Times" escribió ya ayer que "veintiocho horas después de que la camarera del hotel dijera que había sido asaltada sexualmente por Strauss-Khan, ella habló por teléfono con un amigo de una cárcel" de Arizona para inmigrantes ilegales.

"Los investigadores de la Fiscalía en Manhattan se enteraron de que la llamada se grabó y obtuvieron una traducción del dialecto fulani, que se habla en Guinea de donde la mujer es oriunda", añadió el Times atribuyendo su versión a "un funcionario policial bien ubicado".

Cuando se completó la traducción de la conversación "los investigadores se alarmaron. Según el informante la mujer dijo algo en el sentido de "no te preocupes, este tipo tiene mucho dinero. Sé lo que hago'".

La mujer, cuyo nombre no se ha divulgado por cumplimiento de las normas que restringen la publicación del nombre de víctimas de ataques sexuales, fue descrita en los días que siguieron al incidente como una musulmana muy piadosa y totalmente destrozada por su experiencia con Strauss-Khan.

Ayer, viernes, la Fiscalía de Manhattan ofreció detalles de las "mentiras" e "incoherencias" en las que cayó en las últimas semanas la mujer que acusó a Strauss-Kahn, lo que llevó al juez a poner fin a su arresto domiciliario.

En un escrito enviado el jueves a los abogados de Strauss-Kahn, la Fiscalía detalló que la mujer mintió durante la investigación sobre lo ocurrido inmediatamente después del incidente en el hotel Sofitel.

Contradicciones

Según el documento, firmado por el ayudante del fiscal Artie McConnell, la denunciante afirmó ante un gran jurado que tras escapar de la suite de DSK, permaneció en el pasillo de la planta 28 y no denunció lo ocurrido a una supervisora hasta que vio al político francés abandonar la habitación y subirse al ascensor.

Sin embargo, días más tarde reconoció -después de que se comprobaran sus movimientos por las llaves electrónicas de las habitaciones- que la secuencia de los hechos no fue exactamente así y que, tras lo ocurrido en el interior de la suite, procedió a "limpiar otra habitación" antes de denunciar el incidente.

Por otro lado, según la Fiscalía, la denunciante reconoció haber mentido sobre las circunstancias de su llegada a EE.UU. en 2004 con un visado "fraudulento", y en la petición de asilo que presentó ese año, en la que certificó "bajo pena de perjurio" que tanto ella como su marido habían sido acosados por el régimen guineano.

El 49% de los franceses, a favor de su regreso a la política

El 49 % de los franceses dicen que están a favor de que Dominique Strauss-Kahn regrese a la vida política, frente al 45 por ciento que se declara en contra, según un sondeo de Harris Interactive publicado hoy por "Le Parisien".

La misma encuesta muestra que la proporción es superior entre los simpatizantes de izquierdas, donde el 60 % está a favor y el 38 % en contra, y que incluso aumenta ligeramente entre quienes se definen como votantes socialistas.

Sin embargo, solo el 43 % de los socialistas quieren que se modifique el calendario de las primarias, que obliga a depositar las candidaturas antes del próximo día 13 de julio, contra el 49 por ciento que expresa lo contrario.

Tras el reciente giro en el proceso contra el expatrón del Fondo Monetario Internacional (FMI), el debate político en Francia se centra en el eventual retorno de DSK para intentar ganar las elecciones presidenciales de 2012.

La próxima vista de Strauss-Kahn ante el tribunal federal en el que está imputado por agresión sexual se celebrará el día 18 de junio, cinco días después de que se cierre el plazo oficial para presentarse a las primarias socialistas en Francia.

De los candidatos a esos comicios, François Hollande, exlíder del Partido Socialista (PS), y Ségolène Royal, su expareja y excandidata presidencial, se han declarado dispuestos a ampliar el calendario para depositar la candidatura.

Por su parte, Martine Aubry, primera secretaria del PS hasta que anunció su candidatura a las primarias la semana pasada, aún no se ha pronunciado.

EFE