Propone cambiar la estructura fiscal

Altadis se decuelga de la guerra y sube hasta 30 céntimos sus marcas

Altadis, filial de Imperial Tobacco, ha anunciado el viernes una subida de entre 20 y 30 céntimos de euro en el precio de sus principales marcas de cigarrillos. Con esta medida, marcas como Fortuna y Nobel suben de 3,50 a 3,80 euros, mientras que Ducados Rubio lo hace de 3,30 a 3,50 euros, y Ducados Negro aumentará su precio en 20 céntimos, hasta los 3,80 euros.

Según Altadis, con este incremento quiere contribuir "a zanjar la situación que tanto ha perjudicado a los estanqueros en primer término y también a la Hacienda Pública en sus objetivos de recaudación".

Altadis, que espera que el Gobierno encuentre los mecanismos fiscales para evitar nuevas guerras de precios, considera que una de las actuaciones más acertadas sería ligar el precio de cada labor de cigarrillos al cálculo del componente ad valórem del impuesto especial sobre el precio medio de esa misma labor durante los últimos seis meses. Con esta fórmula, si una marca ha fijado un precio medio de 4 euros durante los últimos seis meses, pero decidiera bajarlo a 3,80 euros, el fabricante pagaría un impuesto ad valórem sobre la base de cuatro euros.

Según Altadis, con esta fórmula, ya vigente en Reino Unido, el fabricante asumiría ese sobre coste fiscal sin penalizar la recaudación del Estado.

Por otro lado, esta propuesta permitiría al Gobierno, según Altadis, establecer de una manera más cierta su política presupuestaria.