La UE facilitará a Atenas 8.700 millones

Atenas logra 12.000 millones para evitar la quiebra

Los ministros de Economía de la zona euro (Eurogrupo) aprobaron el sábado por teleconferencia la entrega a Grecia del quinto plazo de la operación de rescate pactada el año pasado. El acuerdo permitirá a Atenas recibir 8.700 millones de euros en préstamos bilaterales d sus socios de la zona euro y 3.300 millones de euros del Fondo Monetario Internacional. En total, 12.000 millones de euros que permitirán a Atenas afrontar el pago de sus deudas hasta septiembre.

"Las autoridades griegas han mostrado un fuerte compromiso para llevar a cabo el ajuste fiscal pactado y la agenda de reformas encaminadas a aumentar su potencial de crecimiento", señaló el Eurogrupo en un comunicado.

El comunicado añade que "con este telón de fondo y en base al análisis sobre la sostenibilidad de la deuda griega llevado a cabo por la Comisión Europea y el FMI, los ministros aprueban el desembolso antes del 15 de julio de la quinta entrega de la actual facilidad de préstamos a Grecia".

Segundo rescate

El Eurogrupo también discutió la preparación del segundo rescate, aunque su aprobación definitiva se supedita a un acuerdo con los acreedores privados de Grecia (bancos franceses y alemanes, sobre todo) para que acepten renovar voluntariamente su inversión en bonos griegos. El segundo plan deberá cubrir las necesidades de financiación de Atenas hasta 2015, valoradas en unos 130.000 millones de euros. El próximo 11 julio, el Eurogrupo espera diseñar las grandes líneas de esta segunda intervención, aunque su aprobación definitiva podría aplazarse hasta después del verano.

Escrutinio

El acuerdo del Eurogrupo sobre el quinto plazo se produjo tras casi dos meses de escrutinio del plan de ajuste exigido al Gobierno griego por la Comisión Europea, el BCE y el FMI. Los funcionarios de estas tres instituciones descubrieron en mayo que la aplicación de ese plan llevaba un enorme retraso y abocaría a un derrape fiscal durante 2011 de otros 6.400 millones de euros y a cerrar el ejercicio con el 11,5% de déficit, cuatro puntos por encima del objetivo. El Gobierno de Yorgos Papandreu, además, no había puesto en marcha el anunciado plan de privatizaciones para intentar ingresar durante este año 5.000 millones de euros.

La troika paralizó entonces el rescate hasta que el Parlamento griego aprobase un draconiano plan de ajuste para cumplir el objetivo de déficit de este año y recortar 22.000 millones de euros durante los próximos tres ejercicios. La exigencia estuvo a punto de provocar la caída del Gobierno de Papandreu, quien se vio obligado a maniobrar en su propio partido para evitar una rebelión de los diputados socialistas. El ajuste se aprobó finalmente la semana pasada con el voto en contra de toda la oposición. El Eurogrupo reiteró ayer su petición de su unidad a los partidos políticos griegos para garantizar una aplicación rigurosa del ajuste. Pero el líder de los conservadoresAntonis Samaras reiteró su rechazo a unas medidas que, a su juicio, destruirán la economía del país.

La cifra

1.130 millones prestará España a Grecia en la quinta fase del rescate. Su exposición es de 6.000 millones.