En términos estadísticos se hablará únicamente de "entidades de depósito"

Ordóñez elimina la distinción entre cajas y bancos

El Banco de España ya no distinguirá entre bancos y cajas. La transferencia del negocio financiero de la mayoría de cajas hacia bancos de nueva creación controlados por estas ha hecho que el desglose que se venía facilitando en los cuadros del Boletín Estadístico entre cajas y bancos "pueda inducir a confusión una vez que se materializa dicho traspaso", de acuerdo con una nota distribuida por el supervisor financiero.

La línea divisoria entre el concepto de bancos y cajas se va desdibujando cada vez más. Las exigencias impuestas por el Gobierno y el Banco de España para captar más capital han obligado a la mayoría de entidades de ahorro a fusionarse y transferir su negocio financiero a un banco de nueva creación. Este es el caso de Bankia (la alianza liderada por Caja Madrid y Bancaja) y Banca Cívica (encabezada por Cajasol y Caja Navarra), los dos grupos de cajas que están dando los primeros pasos para comenzar a cotizar en Bolsa el 20 de julio.

Teniendo en cuenta el complejo panorama que esta situación ha creado en cuanto a la definición de entidades, el organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha optado por no difundir información desagregada y utilizar el concepto general de "entidades de depósito", que es el utilizado en los estándares internacionales y que engloba a bancos, cajas y cooperativas de crédito.

Este cambio se ha introducido hoy coincidiendo con la publicación el día 30 de junio de los datos de los tipos de interés aplicados por las entidades de crédito, correspondientes al mes de mayo de 2011, "pues es a partir de ese mes cuando se ha producido un traspaso cuantitativamente relevante de la actividad financiera de las cajas de ahorros a los bancos que han constituido", según explica el supervisor.