Disminución en los beneficios

La venta de seguros aporta un 14% de las ganancias de bancos y cajas

La banca gana peso en el negocio del seguro a ojos vista, ya sea como creador de productos o como mero distribuidor. Y en justo reflejo, el seguro cobra importancia en su cuenta de resultados. La consultora Cognodata calcula que en 2010 las pólizas reportaron un beneficio antes de impuestos de entre 2.200 y 2.500 millones de euros a bancos y cajas. Es decir, entre un 12% y un 15% de sus resultados. AEB y CECA muestran que sus asociados cosecharon en 2010 un resultado conjunto de 18.026 millones.

Javier Yuste, director de Cognodata Consulting, destaca la constancia de la aportación del seguro al negocio bancario, sobre todo en un momento de adversidad económica donde la concesión de crédito se encuentra bajo estricta observación.

Otra de las dinámicas que llama la atención es cómo, poco a poco, los productos de no vida cobran importancia en el abanico de servicio que ofrecen bancos y cajas.

Las entidades de crédito han copado tradicionalmente el mercado de vida por la proximidad de estos seguros a la actividad bancaria. La venta de pólizas de ahorro no se diferencia demasiado de la de los depósitos, mientras que los seguros de vida riesgo están muy vinculados a la concesión de hipotecas.

Ahora bancos y cajas se hacen un hueco en seguros generales. En un principio fue a través de las pólizas de hogar, también ligadas a la concesión de créditos para la compra de vivienda. Pero Yuste prevé que la banca gane en el futuro peso en el ramo de automóviles.

Cognodata estima que el canal bancario copa hoy entre un 8% y un 10% de las primas de no vida. Sus previsiones son que esta cuota se duplique en tres años.

En este proceso jugarán un papel clave las alianzas industriales selladas entre entidades de crédito y aseguradoras. Los pactos de bancaseguros comenzaron abarcando el área de vida pero, en los últimos años, se han extendido a la de daños.