Plazo para el pago de 10 o 15 años

Fernando Martín logra el respaldo a su plan para dejar de ser insolvente

El presidente de Martinsa-Fadesa, Fernando Martín, ha logrado el respaldo de sus acreedores al plan para pagar hasta el 40% de sus deudas personales. Esto le permitirá salir próximamente de su concurso de acreedores como empresario.

El presidente de Martinsa-Fadesa, Fernando Martín, ha logrado el respaldo casi unánime de sus acreedores al plan para pagar hasta el 40% de sus deudas personales en un plazo de entre 5 y 15 años, lo que le permitirá salir próximamente de su concurso de acreedores como empresario.

En la junta de acreedores celebrada hoy ante el Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid, el 99,95% de las deudas con derecho a voto han apoyado el plan, que contempla dos opciones de pago, con diferentes plazos de espera y reducciones de los importes a devolver.

"Estoy muy contento porque he logrado el respaldo de todos los acreedores", señaló Fernando Martín en declaraciones tras la finalización del acto, al que acudieron cinco de sus siete acreedores (entre ellos el BBVA, el principal, con una deuda reclamada de 73,76 millones de euros).

El plan de pagos de Fernando Martín contempla dos opciones para resarcir a sus acreedores, que conllevan en ambos casos importantes reducciones de deuda (quitas) y esperas. En la primera opción, Martín pagará en efectivo sólo el 40% de las deudas (es decir, aplicará una quita del 60%) en un plazo de 15 años. La segunda opción contempla abonar el 32,5 por ciento de las deudas en cinco años mediante la entrega de acciones de Martinsa y de otras sociedades de Martín, como sus patrimoniales.

Con la decisión de hoy, Martín culmina con éxito la salida de los diversos concursos de acreedores en los que estaba implicado (el de su empresa Martinsa-Fadesa, el de sus patrimoniales Almarfe, Femaral y FT Castellana Consultores, y el suyo personal).

En cualquier caso, la aprobación judicial del plan de pagos y su salida oficial del concurso podría tardar todavía, ya que dos de sus antiguos acreedores, el empresario andaluz José Moya Sanabria y la sociedad Avenida de Italia 17 SL han pedido al Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid que se invaliden los resultados de la junta de acreedores, que a su juicio se debería haber suspendido.

El presidente y máximo accionista de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, Fernando Martín, contaba cuando entró en concurso de acreedores con un patrimonio de 243,4 millones de euros, una cantidad suficiente para devolver los 184,96 millones que adeudaba entonces, principalmente a entidades financieras.

No obstante, entidades como el BBVA han ejecutado bienes del empresario, lo que ha reducido los importes adeudados a unos 122 millones de euros, aunque también ha rebajado la cifra de activos.

El pasado mes de marzo, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña aprobó el plan de Martinsa-Fadesa para pagar sus 7.200 millones de deuda en un plazo de hasta 10 años, con lo que la inmobiliaria gallega superó oficialmente el concurso de acreedores al que se acogió en julio de 2008, el mayor de la historia de España.

Por su parte, las sociedades patrimoniales de Fernando Martín, con las que controla el capital de Martinsa-Fadesa, consiguieron el pasado 6 de junio que las grandes entidades financieras apoyaran su plan para pagar sólo el 35 % de su deuda en un máximo de 10 años.