El franco brasileño Carlos Ghosn se embolsa 8,4 millones

El presidente de Nissan, el ejecutivo mejor pagado de Japón

El presidente de Nissan, Carlos Ghosn, se ha convertido en el ejecutivo mejor pagado de Japón después de recibir un salario de 982 millones de yenes (8,43 millones de euros al cambio actual), lo que le pone por delante de los 7,4 millones del presidente de Sony, el inglés Howard Stringer.

El presidente de Renault y Nissan, Carlos Ghosn y el presidente de Daimler AG y director de Mercedes-Benz, Dieter Zetsche
El presidente de Renault y Nissan, Carlos Ghosn y el presidente de Daimler AG y director de Mercedes-Benz, Dieter Zetsche

La compensación total de Ghosn, incluyendo las opciones sobre acciones, se incrementaron en un 10% en un ejercicio en el que la multinacional nipona, el segundo mayor fabricante de coches del país, obtuvo un beneficio neto de 319.200 millones de yenes (2.820 millones de euros), lo que supuso multiplicar por más de siete las ganancias registradas en el ejercicio anterior. Ghosn, por cierto, se embolsó otros 1,2 millones de dólares (834.000 euros) por presidir Renault, el principal accionista de Nissan (44% del capital) y su socio industrial.

La remuneración de Ghosn, eso sí, está muy lejos de la que recibe el primer ejecutivo de la también japonesa Toyota, la mayor automovilística mundial. Akio Toyoda obtuvo un pago de 136 millones de yenes por sus servicios el pasado ejericcio fiscal, lo que supone unos 1,2 millones de euros. Takanobu Ito, CEO de Honda, recibió 130 millones de yenes (1,11 millones de euros).

Las automovilísticas occidentales, en cambio, sí remuneran mejor a sus altos ejecutivos. Ghosn se queda lejos de otros directivos del motor como el presidente de Ford, Alan Mulally (17,98 millones) o el de Fiat y Chrysler, Sergio Marchionne (12,21 millones). El presidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn obtuvo 8,61 millones. Dieter Zetsche, su homólogo en Daimler, ganó por su parte 8,12 millones de euros.