Actualidad

Mucho más que un seguro a todo riesgo para autos

Mutua Madrileña lanza la primera póliza que también cubre las averías mecánicas y electrónicas

En plena caída de las ventas de turismos, el sector de los seguros no deja de innovar para captar clientes. Entre enero y mayo de este año, se vendieron en España 358.830 vehículos, entre turismos y todoterrenos, lo que supone un descenso del 25,7% respecto al mismo periodo del año pasado. Este nivel equivale a las ventas de 1994, con la salvedad de que entre aquel año y 2011 las prestaciones tecnológicas se han incrementado. Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), en 1990 un turismo disponía de tres dispositivos de serie, frente a los 21 actuales.

En este contexto, Mutua Madrileña ha buscado de nuevo un hueco en el que diferenciarse de la competencia, ofreciendo más servicios sin aumentar el precio. La compañía lanzó en 2009, en pleno batacazo del sector, un nuevo plan estratégico de tres años cuyo objetivo "no busca maximizar los márgenes de la aseguradora a través de los mutualistas sino mantener o reducir los costes que deben soportar sus asegurados, mediante unas tarifas competitivas o la inclusión de nuevos servicios de valor añadido sin aumento de precio", explican desde la empresa.

Mutua ha lanzado este mes el primer seguro en España que también cubre las averías de los vehículos. Todo Riesgo Integral da un paso más respecto al seguro todo riesgo, incluyendo la mano de obra y las piezas de todas las averías eléctricas, electrónicas y mecánicas que sufra el vehículo, y que generalmente suponen un desembolso importante. Este nuevo servicio no impone un límite en el número de reparaciones al año e incluye las relacionadas con la caja de cambios, ya sea manual o automática, cuyo precio suele oscilar entre 2.200 y 4.400 euros, el módulo electrónico principal (entre 500 y 600 euros), la culata (unos 700 euros), el bloque del motor (entre 4.000 y 6.000 euros de coste), la bomba de aceite, la bomba inyectora o el cigüeñal, entre otros.

"No existía nada así en el mercado para particulares, lo más parecido es el renting para flotas profesionales ", explican desde la compañía. Todo Riesgo Integral no solo se aplica en caso de accidente, sino que cubre cualquier problema que sufra el vehículo. Esta política de diversificación de servicios a precios competitivos (el nuevo seguro cuesta poco más que un todo riesgo tradicional) está permitiendo a Mutua Madrileña superar la crisis del sector. "Cada vez se venden menos coches, la única forma de crecer es innovando", añaden desde la empresa.

La aseguradora ha optado por evitar guerras de precios y apostar por ofrecer mejores coberturas. En 2009, Mutua se embarcó en un nuevo compromiso de puntualidad en su servicio Autoclub Mutua de asistencia en carretera, gratuito para sus dos millones de clientes. De no acudir al lugar del percance en un plazo máximo de una hora desde que el mutualista solicita asistencia -en cualquier localidad y punto de la red de vías ordinarias de España-, la entidad garantiza el pago de 100 euros. "Las llamadas están grabadas, así que si el sistema registra un retraso de un minuto, se abona esta cantidad", explican desde Mutua. "Otras compañías ofrecen este servicio a sus clientes preferentes, nosotros lo dirigimos a todos, ya estén asegurados a terceros o a todo riesgo", añaden.

Mejores resultados en 2011

Este plan estratégico de la compañía se ha plasmado en los resultados. Los ingresos por primas de Mutua en autos aumentaron un 3,5% en el primer trimestre del año, frente al descenso del 2,2% registrado por el resto del sector, en el mismo periodo. El beneficio neto de Mutua Madrileña supera los 32,7 millones de euros, un 32,1% más que en el mismo periodo de 2010. El saldo neto del número de pólizas registró en el primer trimestre del año un crecimiento neto positivo en 30.736 pólizas, lo que supone un incremento del 27,6% respecto al año anterior.

La propia empresa se tilda de "atípica" en cuanto a fidelización de clientes en el mercado de pólizas de vehículos. Solo el 6% de clientes deja Mutua en favor de otras compañías, mientras la media de rotación de clientes en el resto de empresas alcanza el 18%. "La nuestra es la más baja de todo el sector", remachan desde Mutua. ¿Su valor añadido? La diversificación de servicios, precios competitivos y el cuidado del cliente de dentro. Antaño, solo era posible acceder a Mutua Madrileña a través de un familiar. La aseguradora optó hace pocos años por abrirse, hasta abandonar esta distinción. Eso sí, los recién llegados pueden ahorrar hasta el 50% en el precio de su póliza si demuestran ser buenos conductores. Para los familiares de los clientes, ese descuento es automático.

Ese cuidado al cliente ya fidelizado también se plasma en su nuevo seguro Todo Riesgo Integral. La compañía permite su contratación por parte de los clientes actuales con un simple aumento de coberturas, a fin de no favorecer exclusivamente a los recién llegados.

El nuevo seguro incluye el servicio ITV, por el que Mutua Madrileña se ocupa de trasladar el vehículo asegurado a pasar la inspección cuando corresponda, devolviéndoselo a su dueño en el lugar acordado una vez realizada la revisión técnica.

Todo Riesgo Integral incluye servicio de asesoría jurídica familiar 24 horas y la gestoría gratuita a domicilio, servicio por el que Mutua recoge y entrega en el domicilio o lugar de trabajo del cliente toda la documentación necesaria para la tramitación de las gestiones administrativas del vehículo asegurado. En caso de pérdida total o robo del vehículo, se indemniza al asegurador con el valor de compra del vehículo durante los dos primeros años.

La asistencia en viaje también se ve reforzada. Si durante el trayecto el vehículo sufre un accidente o una avería que lo inmoviliza en cualquier punto de Europa, y no se puede reparar en el día, la empresa lo lleva hasta el domicilio del cliente. Esta póliza amplía además la garantía de asistencia en cualquier parte del mundo, se viaje o no en coche. El seguro incorpora el servicio psicotécnico y el reconocimiento médico necesario para la renovación del permiso de conducir, incluida la gestión de todos los trámites administrativos.

En exclusiva para sus clientes, la compañía ha lanzado Gran Reparación, por el que los asegurados podrán cubrir grandes averías mecánicas y eléctricas de sus vehículos. El coste medio de este nuevo producto es de 75 euros e incluye un servicio completo de asesoramiento mecánico. Se puede contratar con o sin franquicia para vehículos nuevos o usados con menos de siete años y 100.000 kilómetros.

Las cifras

21 dispositivos de serie tienen los coches actuales, respecto a tres en 1990.

50% es el descuento a familiares de mutualistas y a buenos conductores.

32,1% crecieron los beneficios de Mutua en el primer trimestre de 2011.