En 2020 el 60% de la ilumincación será LED

Hacia el alumbrado inteligente

La Asociación Española de Fabricantes de Iluminación con motivo de la presentación del informe sobre LED ha pedido a la Administración que se mantenga alerta para acabar con los intrusos que dañan la imagen del sector.

En una época en la que la expresión eficiencia energética gana cada vez más popularidad muchos buscan sumarse al carro para obtener algunos de los beneficios prometidos. Cuando los modelos económicos tradicionales han demostrado su ineficiencia, el sector de la energía se ha revelado como una buena oportunidad para desarrollar nuevas estrategias de negocio.

El problema aparece cuando los avances se producen a manos de intrusos cuyo único objetivo es engrosar su cuenta. Ante esta situación, la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum) advierte de la proliferación de oportunistas que buscan hacerse un hueco en el sector de los LED?s. Como ha definido Benito Rodríguez, vicepresidente de Anfalum, se tratan de personas que presentan la tecnología LED como la solución para alcanzar el ahorro energético. Los materiales que venden los obtienen por medio de la compra de productos que no cumplen con la normativa europea, pero que resultan mucho más baratos. Alfredo Berges, director general de la asociación, considera que la implantación tiene que depender de "empresas de calidad contrastada con vocación de permanencia en el mercado".

Según estimaciones de Anfalum, que cuenta con 30 años de experiencia y representa a 90 empresas de la industria de la iluminación a nivel nacional, en 2010 la facturación alcanzó los 1.700 millones de euros, de los cuales el 25% se corresponde con las exportaciones.

El informe sobre LED presentado esta mañana en rueda de prensa busca señalar que no basta con cambiar la fuente luminosa, sino que es necesario acometer reformas que "incluyan una planificación previa los procesos de validación técnica", es decir, una modificación en las instalaciones para lograr la máxima calidad.

Anfalum afirma, a partir de encuestas realizada a empresas que representan el 70% de la fabricación LED, que la vida útil de las lámparas que incorporan la nueva tecnología es cuatro veces superior al resto de fuentes de luz, situando su durabilidad en los 12 años y medio. De esta forma y de acuerdo a lo indicado por el presidente de Anfalum, Rafael Barón, el mantenimiento se reduce y solo basta con proteger de manera especial aquellos puntos expuestos a las inclemencias del tiempo debido a la sensibilidad de los nuevos productos electrónicos.

En 2010 la facturación de los LED?s en el mercado de la iluminación alcanzó el 7%. Para este año se estima que ascienda hasta el 10% y si la tendencia de crecimiento prosigue ese camino para 2020 el 60% de las luminarias emplearán la nueva tecnología.

En medio de este escenario, caracterizado por la confusión sobre el funcionamiento de los LED?s y la aparición de intrusos, se hallan los objetivos de la comisión europea para dentro de nueve años, basados en la reducción en un 20% de las emisiones de CO2, el consumo eléctrico y al aumento, en la misma proporción, de las energías renovables. Anfalum cree que esto solo se conseguirá con la aplicación de tecnologías eficientes a los nuevos edificios e infraestructuras. La culminación de este proceso llevaría a un alumbrado inteligente que es aquel que mantiene los parámetros de calidad y se ajusta a las necesidades de cada momento. Para alcanzarlo, la Administración debe jugar un papel activo guiado por la rigurosidad, la neutralidad y el profesionalismo.