Solución a corto plazo para sus problemas financieros

Saab vende por 28 millones de euros la mitad de sus inmuebles por la crisis

La automovilística sueca Saab ha alcanzado un acuerdo para vender el 50,1% de sus bienes inmuebles, con lo que conseguirá un ingreso de 28 millones de euros que le ayudará a salir de la situación cercana a la bancarrota en la que se encuentra.

La automovilística sueca Saab ha alcanzado un acuerdo para vender el 50,1% de sus bienes inmuebles, con lo que conseguirá un ingreso de 28 millones de euros que le ayudará a salir de la situación cercana a la bancarrota en la que se encuentra. Así lo anunció hoy la empresa matriz de Saab, la holandesa Swedish Automobile, en un comunicado.

Los compradores son un consorcio inmobiliario sueco compuesto por Hemfosa Fastigheter, que en un plazo de 30 días tras el cierre de la operación tendrá derecho a comprar más acciones de Saab Property, lo que elevaría el coste de la transacción a 33 millones. Saab Property es el propietario de 483.000 metros cuadrados de las instalaciones de Saab, que ayer recibió un pedido por parte de una empresa china valorado en 13 millones de euros que le ha permitido volver a pagar los salarios de los trabajadores.

El acuerdo anunciado hoy todavía tiene que ser aceptado por la Oficina Nacional Sueca de Deuda, puntualiza la nota. La firma, que la semana pasada se vio obligada a bloquear el pago de salarios por falta de liquidez, continúa con "negociaciones con diferentes partes" para asegurar "financiación adicional" a fin de poder seguir con la producción.

Saab Automobile atraviesa graves problemas económicos desde hace un año y medio, lo que le ha obligado a parar reiteradas veces la producción.

Saab (acrónimo de Svenska Aeroplan Aktiebolaget) fue fundada en 1937 como fabricante de aviones y presentó en público su primer prototipo de automóvil para transporte de pasajeros diez años después, tras la creación de Saab Car Division. En 1990, Saab Automobile AB fue creada como compañía independiente bajo la propiedad de Saab Scania Group y General Motors, y se convirtió en filial de General Motors en 2000. En febrero de 2010, el grupo holandés Spyker Cars N.V. se convirtió en propietario de Saab Automobile.