La sentencia es contraria a la dictaminada en el caso de Wal Mart

El Supremo de EE UU obliga a cuatro tabacaleras a pagar 190 millones

La Corte Suprema de Estados Unidos ha rechazado una apelación de las mayores tabacaleras que evitar el pago de 270 millones de dólares (casi 190 millones de euros) al estado de Louisiana para un programa para dejar de fumar.

Entre las tabacaleras se encuentran la filial estadounidense de Philip Morris y Reynolds American, la filial de British American Tobacco, Lorillard, y Brown & Williamson, que pese a esgrimir que la demanda colectiva en la que se representaba a más de 500.000 fumadores era improcedente no han logrado paralizarla.

Un caso que contrasta con el conocido la pasada semana de Wal Mart, en el que el Supremo de EE UU dio la razón a la cadena de distribución y paralizó la demanda colectiva por discriminación sexual presentada por un grupo de trabajadoras.

En la demanda colectiva presentada contra las tabacaleras, los fumadores exponen que los fabricantes escondieron los riesgos sanitarios del consumo de tabaco y solicitaban que éstos sufragaran sus planes para dejar de fumar. La primera sentencia, fechada en 2004, exigía a las tabacaleras una indemnización de 591 millones de dólares, aunque fue más tarde reducida a 242 millones de dólares, a los que se añaden 29 millones con carácter de interés.