La mañana discurrió con normalidad

El ataque de Anonymous contra Telefónica provoca pequeñas incidencias

La red de Telefónica registra algunas incidencias leves esta tarde, después de una mañana sin problemas. El ataque convocado contra la operadora por Anonymous tiene así sus primeros efectos. æpermil;sta es la segunda acción que el grupo de ciberactivistas acomete en España.

Fuentes de la compañía aseguraban a primera hora de la tarde que todo funcionaba "como estaba previsto". En los últimos días algunas informaciones habían apuntado que Telefónica tenía preparado un dispositivo de emergencia para reforzar la seguridad de la red y evitar el colapso de los servidores con el que había sido amenazada por Anonymous. No obstante, un portavoz de la empresa de telecomunicaciones explicaba a CincoDías.com que no iban a ofrecer más detalles sobre el asunto: "Se ha hecho lo que suele hacerse en este tipo de casos. Lo importante es que no hay ninguna incidencia en la red", aseguraba esta misma fuente.

Con todo, la duda permanecía en el aire: la normalidad en los sites de Telefónica, ¿era fruto de la eficacia del sistema articulado por la empresa para su defensa o, por el contrario, es que Anonymous no se había puesto manos a la obra?

La respuesta ha surgido con el transcurso de las horas. Poco después de las 19 h. han empezado a detectarse los primeros síntomas del ataque. Así las páginas movistar.es y telefonica.es tardan más de lo habitual en cargarse y, en ocasiones, no llegan a hacerlo.

El pasado jueves, el grupo de ciberactivistas difundía un mensaje por Internet en el que señalaba a Telefónica como el próximo objetivo. La fecha elegida: el domingo 26 de junio.

æpermil;sta es la segunda ofensiva de Anonymous en España, después de que hace unas semanas arremetiera contra la web de la Policía Nacional, que estuvo varias horas caída. El ataque consistió en un DDoS, es decir, se bloquea el acceso a los usuarios colapsando el servidor con un exceso de demanda. Esta fórmula es la misma que Anonymous ha aplicado para el caso de Telefónica.