Asamblea

Unicaja aprueba ejercer su actividad financiera a través del banco que creará

Unicaja ha aprobado hoy en su asamblea el ejercicio indirecto de su actividad financiera a través del banco que creará, "para una mejor y más flexible adaptación a los nuevos requerimientos normativos", lo que supondrá su mantenimiento como caja de ahorros y de su obra social.

En la asamblea de hoy se han aprobado las cuentas de 2010 y el presupuesto de la obra social para 2011, y "se ha puesto de manifiesto la posición de Unicaja como una de las entidades financieras españolas con uno de los mayores niveles de rentabilidad, solvencia y capitalización".

Además, se ha aprobado la adaptación de los estatutos de Unicaja a la nueva normativa de Cajas de Ahorros en Andalucía, ha informado la entidad en un comunicado.

La rentabilidad y solvencia que mantiene Unicaja "toma una especial importancia en la situación actual de crisis económica, en un entorno financiero general caracterizado por la creciente competencia, la restricción de liquidez y el incremento de la morosidad".

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, ha destacado en la asamblea el mantenimiento como primera entidad financiera de Andalucía y el liderazgo en el sistema financiero nacional en la cobertura de la morosidad, con un porcentaje cercano al 132% en 2010.

También ha resaltado los esfuerzos en la contención de la morosidad, que sitúan la tasa correspondiente en el 3,67%, muy por debajo de la media del sector.

Medel ha subrayado además que Unicaja cuenta con uno de los mayores niveles de coeficiente de solvencia del sector, del 15,1% al cierre de 2010, y suficientes niveles de liquidez.

La entidad alcanzó un beneficio neto consolidado a esa fecha de 151,21 millones de euros, tras las dotaciones realizadas en materia de provisiones por el contexto económico y los "habituales criterios de prudencia seguidos por la entidad", y el volumen de negocio superó los 58.350 millones.

El presidente ha recordado a la asamblea que en 2010 culminó la fusión con la Caja de Jaén y que en marzo se inició el proceso de integración con Caja España-Caja Duero, cuyo protocolo de intenciones fue aprobado el 14 de abril.

El banco que creará Unicaja, que se encuentra en trámites de constitución, le permitirá "dar respuesta a los retos que plantea el entorno actual y mantener al mismo tiempo las señas de identidad básicas de una caja de ahorros".

Además, dotará al Grupo Unicaja de una estructura corporativa "con una serie de ventajas en facetas como el cumplimiento de los requisitos de capitalización, mayores perspectivas de crecimiento, viabilidad de operaciones corporativas de integración y facilitar la financiación de la obra social".

El presupuesto para 2011 de la obra social de Unicaja, la de carácter privado más importante de Andalucía, alcanzará los 45,6 millones de euros, con 3,6 millones de beneficiarios directos, 3.710 actividades al año, un impacto en el PIB nacional de 92 millones y una creación de más de 2.110 empleos directos e indirectos.