Operación de integración

El PP de Álava retira su apoyo a la fusión de las cajas vascas al reclamar más peso de Vital

La fusión fría de las tres cajas vascas (BBK, Kutxa y Vital) puede acabar en el congelador.

El PP de Álava ha rechazado validar una operación de integración que le adjudica a la caja alavesa Vital el 9% del nuevo banco. Según las valoraciones realizadas por AFI, a BBK se le ha adjudicado una horquilla accionarial de entre el 59 y el 61% del capital, a Kutxa de entre un 29% y un 31% y a Vital un 9%. Estos porcentajes se podrían afinar la próxima semana y antes del jueves, día 30, cuando los respectivos consejos tienen previsto aprobar la fusión fría.

La decisión del PP de Álava puede poner una nueva piedra en el camino de la fusión cuando todavía está en duda si los gestores de Kutxa pueden contar con el apoyo suficiente para conseguir que la asamblea de la entidad guipuzcoana apruebe el proyecto en septiembre. En Vizcaya, los responsables de BBK, la caja que lidera la operación, cuentan con los apoyos políticos e institucionales suficientes para seguir adelante.

Este partido asegura que la negociación de los presidentes de las tres cajas "minusvalora el peso y el valor de la caja alavesa y del mercado que ocupa". Añade que el valor de Vital Kutxa era hace cuatro años "del 15% en una posible fusión, por lo que no se justifica este 9% que recibirá de la entidad alavesa a cambio de traspasar su negocio".