Cuatro meses después

El Ejecutivo fija de nuevo en 120 km/h la velocidad máxima tras la caída del crudo

A partir del primero de julio, la velocidad máxima volverá a ser de 120 kilómetros. Así lo decidió el viernes el Consejo de Ministros, cuatro meses después de que el Ejecutivo aprobara reducir hasta los 110 kilómetros por hora el límite de velocidad para rebajar la factura energética. El vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró que la medida ha permitido ahorrar 450 millones de euros. El coste de cambiar nuevamente la señalización ascenderá a unos 230.000 euros.

Rubalcaba recordó que el Gobierno ya anunció que la medida de reducir la velocidad máxima era provisional. Cuando se tomó, el pasado 7 de marzo, el barril de Brent rondaba los 115 dólares y todo indicaba que el precio seguiría subiendo. De hecho, alcanzó los 126 dólares en abril. La situación, argumentó el vicepresidente, ahora ha cambiado, aunque reconoció que la medida adoptada ayer generó un encendido debate en el Consejo de Ministros.

El precio del Brent cotizaba el viernes a 105 dólares y ha caído un 9% desde el jueves, cuando la Agencia Internacional de la Energía anunció que pondría en el mercado 60 millones de barriles en los próximos 30 días para contrarrestar la negativa de la OPEP a incrementar la producción, paliar la falta de suministro procedente de Libia y frenar el encarecimiento del precio del crudo.