Teatro / Danza

La danza de la ternura

El acto dramático como experiencia física, casi carnal, sudorosa y lúbrica.

Fragmento de 'Un poco de Ternura, ¡Burdel de mierda!'
Fragmento de 'Un poco de Ternura, ¡Burdel de mierda!'

Un desafío constante al espectador. Desde la misma entrada al patio (nave) de butacas la cuarta pared sufre una demolición descontrolada, se desvanece para no volver a levantarse jamás. Un resbaladizo y visceral asalto perfora con virulencia el pudor inocente y temeroso de la convención espectador-pasivo. La ofensiva inicial no dura más de 20 minutos. Suficiente para recuperar y adentrarse en el estado de naturaleza. El mito roussoniano del buen salvaje. La vuelta al útero materno, acuoso y protector. Todo está preparado ya para sumergirse en el universo de la ternura.

Un conmovedor acto poético donde danza, teatro, mimo, performance y spoken word se arremolinan dando forma a una especie cabaret disfuncional. La maestra de ceremonias presenta a su grupo de bailarines/as. Dirige, guía pero también se mancha, arrastrada por una marea de patetismo, desesperación y angustia. Pulsión de muerte, una agónica llamada a ser salvados. Una interpelación directa al otro, actor/espectador. Un elogio a la niñez, al juego, a la fusión entre los unos. Un ejercicio coral magistralmente ejecutado por una decena de entusiastas del cuerpo. Un hermoso canto al movimiento comandado por un joven coreógrafo, el canadiense Dave St-Pierre, que está recogiendo halagos allá por donde pisa: Theatre de La Ville de Paris, Festival de Viena o Sadler's Wells de Londres.

Entendiendo el arte como una amenaza, el revolver de este burdel apunta directamente a la sien.

¿Qué? Un poco de ternura, ¡Burdel de mierda!

¿Dónde? Matadero Naves del Español. Paseo de la Chopera, 14. Madrid

¿Cuándo? Del 22 al 26 de junio, a las 20:30.

¿Cuánto? Entre 28 euros y 22 euros