Concepto llegado de Barcelona

Sagàs, el arte de comer un bocadillo con las manos

Sagàs, el arte de comer un bocadillo con las manos
Sagàs, el arte de comer un bocadillo con las manos

Es el concepto más innovador que ha llegado Barcelona en los últimos tiempos, dejando a un lado Tickets, de Albert Adrià. Una nueva y sorprendente experiencia gastronómica, una fusión de los payeses con la cocina. Aquí, se come con las manos.

Delicados bocadillos, que hacen un guiño a recetas procedentes de distintos lugares del mundo y a la tradición del campo catalán. Todo está elaborado con productos frescos y ecológicos procedentes de las tierras que tienen los hermanos Rovira en el Berguedà (comarca del interior de Barcelona). Los terneros, cerdos y pollos son criados por ellos mismos gajo criterios de sostenibilidad, junto con los cereales y vegetales procedentes de sus tierras y de sus huertas.

De la cocina se ocupa Oriol Rovira, chef del restaurante Els Casals (una estrella Michelin, ubicado en la localidad de Sagàs), que ha definido este concepto como cocina de los orígenes. En pleno corazón del barrio de El Borne barcelonés llevan a la práctica la filosofía del kilómetro cero, o lo que es lo mismo, adquirir la materia prima a productores cercanos, que no se encuentren a una distancia superior a 100 kilómetros del restaurante.

El cerdo es uno de los protagonistas, con los bocadillos, con un pan superior en forma de bagette, chapata o coca, de butifarra negra o blanca, sobrasada, jamón, cerdo asado, o de tocineta. La vaca está presente con el bocadillo de Pepito, aliñado de tomate, cebolleta, nueces y perejil. De la tierra procede la tortilla, con un pan de entrecoca. También hay una interpretación de la clásica hamburguesa, del perrito caliente alemán, de las sardinas ahumadas sicilianas, la original Bo Ssäm, un bocado típico de los restaurantes coreanos, que en esta reinterpretación mezcla lechuga, pollo del Penedès asado, ostras de Arcachon, gelée de pimiento de Espelette, salsa Sriracha y vinagreta de puerro y menta.

De postres, carquiñolis (pan de almendra tostado), yema en estado puro, esto es, sobado pasiego y yema quemada, de origen montañés; leche de oveja, cuajada con panal de miel de romero; o chocolate con aceite sal en entrecoca del Mossèn de Folgueroles.

Precio medio: 25 euros.

Sagàs

Pla del Palau, 13

Barcelona

Tel. 933 10 24 34

www.sagaspagesosicuiners.com