Baja el 2,1% el número de personas con un míllónde dólares

España: 143.000 ricos

La recesión económica y la caída de la capitalización bursátil de los últimos años ha provocado un notable descenso del número de ricos en España, al haber pasado de un máximo de 164.000 en 2007, justo antes del estallido de la crisis, a los 140.100 contabilizados el año pasado, un 14,5% menos. Se trata de cifras el último estudio elaborado por Merrill Lynch y Capgemini sobre el comportamiento de los grandes patrimonios en el mundo durante 2010.

El informe entiende como ricos a todas aquellas personas con unos activos financieros de al menos un millón de dólares, excluyendo de ese cómputo a la primera vivienda y otros bienes de consumo. Y dentro de estos se considera muy ricos (ultra high net worth individuals, por sus siglas en inglés) a quienes cuentan con unos activos financieros mínimos de 30 millones de dólares, excluyendo también primera residencia y consumibles. Después de la caída experimentada por estos grandes patrimonios, España retrocede puestos en el ranking global de países con mayor número de ricos, pasando a ocupar la decimocuarta. Pero lo ocurrido en España es justo lo contrario a lo que ha pasado a nivel global. El número de ricos no solo ha vuelto a crecer en 2010 hasta rozar la cifra de 11 millones en todo el mundo, sino que también lo ha hecho su patrimonio total, que supera los 42,7 billones de dólares, superando de esa forma los niveles de riqueza de antes de la crisis.

Entre las novedades, destaca como el número de ricos contabilizados en Asia-Pacífico es superior por primera vez en la serie histórica a los que existen en Europa, con 3,3 millones de grandes patrimonios, cifra solo superada por Norteamérica, con 3,4 millones.

También, los muy ricos aumentaron en términos globales. En número avanzaron un 10,2% hasta sumar 103.000 personas y su riqueza atesorada se incrementó un 11,5% hasta llegar a representar un 36,1% del total. El mayor número de ultra ricos sigue concentrándose en Norteamérica, con 40.000 individuos, si bien la región con mayor porcentaje de patrimonios muy elevados se da en Latinoamérica, donde representan el 2,4% del total, frente al 0,9% de promedio.

El estudio no tiene datos de cuántos ultra ricos existen en España, aunque fuentes de Merrill Lynch y Capgemini insisten en que será aproximadamente el 1% de los ricos, en torno a 1.400 personas.

Sobre los productos en los que suelen invertir estos grandes patrimonios, un año más fue la renta variable la preferida, dada su preferencia por el riesgo. Estos activos financieros fueron el 33% del total, seguida de la renta fija (el 29%), los bienes inmuebles (19%), los depósitos y el efectivo (14%) y, por último, las denominadas inversiones alternativas (5%). Entre estas últimas se encuentran los productos estructurados, los fondos de cobertura, los derivados, la compra de moneda extranjera, las materias primas y el capital riesgo.

En lo que el informe denomina inversiones emocionales, el año pasado los ricos destinaron menos patrimonio a los coleccionables de lujo como coches, barcos o aviones y aumentaron sobre todo la compra de vino, antigüedades, monedas e invirtieron más en clubes deportivos, instrumentos musicales y armas.