Desarrollo del Centro Nacional de Tecnología Alimentaria

El milagro de la rodaja de limón siempre fresca

El Centro Nacional de Tecnología Alimentaria desarrolla un sistema para mantener inalterable el limón cortado hasta 18 meses

¿Cuántas veces le han servido una rodaja de limón reseca en la paella o en la decoración de un cocktail o de un postre? Es algo natural, ya que, cuando se producen las clásicas aglomeraciones de banquetes o, habitualmente, en verano, las rodajas suelen llevar cortadas varias horas y sufren el pardeamiento y/o deshidratación, lo que arruina su aspecto, sabor y calidad.

El Centro Nacional de Tecnología Alimentaria (CNTA) ha logrado, tras una investigación de dos años, desarrollar que el limón cortado y envasado se mantenga inalterable durante seis meses a temperatura ambiente y hasta año y medio en refrigeración.

La empresa navarra Conservas Cárcar, que ha colaborado en este singular proyecto de I+D+i , realizará la aplicación industrial y comercial de este avance, con el lanzamiento de un limón natural cortado y envasado en lata, con un líquido de gobierno que asegura su vida útil. La tecnología empleada por los científicos del CNTA alarga considerablemente la vida del producto. Graciasd al líquido de gobierno, las rodajas se mantienen separadas entre sí y conservan toda su humedad. Según el equipo de investigador, "se trata de un proceso de producción, que combina tratamientos químicos con métodos físicos, diseñados para conservar las propiedades naturales del producto. Se han excluido los tratamientos térmicos, que implican mayores índices de manipulación y, consiguientemente, una alteración de las características propias del producto fresco.

La innovación ya ha sido patentada, dada la importancia comercial que se presume a nivel nacional e internacional. El limón es una fruta típicamente mediterránea , que se consume en zumo o cortada como condimento para realzar el sabor de las bebidas o para aderezar preparaciones culinarias, especialmente en paellas y pescados.

El CNTA lleva varios años investigando en el campo de la vida útil de frutas y verduras mínimamente procesadas. La aplicación industrial de los avances tecnológicos ha generado una estrecha colaboración con varias empresas españolas. Entre sus logros destaca la titularidad de una patente para la conservación del espárrago fresco, limpio, pelado y listo para servir.