Carta blanca a sus representantes sindicales del Sepla

Los pilotos de Spanair respaldan "medidas" en apoyo de su convenio

El colectivo de pilotos de Spanair otorgó ayer carta blanca a sus representantes sindicales del Sepla para que adopten las medidas que consideren oportunas con el fin de desbloquear la negociación de su convenio colectivo.

Los tripulantes se reunieron en dos asambleas, una por la mañana en Madrid y otra por la tarde en Barcelona. El apoyo del colectivo a sus representantes fue "mayoritario" según fuentes del Sepla, que precisaron que entre las "medidas" que podrían adoptarse no se mencionó ninguna en concreto, "con lo que queda abierta cualquier posibilidad".

El jefe de la sección sindical del Sepla en Spanair, Arturo Soriano, aseguró que "nuestra aspiración en la negociación de este convenio es que nos dejen como estamos". Recordó que los pilotos de la compañía ya han sufrido importantes recortes económicos y en los derechos laborales y "no consideramos justo que vuelvan a pedirnos nuevos sacrificios".

Soriano dijo que los comandantes de la compañía habían aceptado recortes salariales de hasta el 35%. La asamblea pidió a la dirección de la compañía que sea transparente en cuanto al futuro de Spanair. El jefe de la sección sindical afirmó que "no sería lógico que en otoño volviera a plantearse un ERE, mientras que se está especulando con la posibilidad de ceder derechos de vuelo de Spanair para que una aerolínea extranjera pueda comenzar a volar desde El Prat". Señaló, no obstante, que la dirección de Spanair les ha asegurado que no "hay nada firmado" en este sentido.

Aeropuertos capaces de crecer

El presidente de Spanair, Ferran Soriano, abogó ayer por la descentralización aeroportuaria en España para que "no solo los aeropuertos compitan entre sí, sino también con los del resto del mundo". En un encuentro sectorial destacó los activos con los que cuentan Barajas y El Prat para convertirse en hub de grandes aerolíneas internacionales: uno, la situación geográfica de España (puerta de entrada a Latinoamérica), y dos, que son infraestructuras capaces de absorber el crecimiento del tráfico.