La opinión del presidente de Vueling

Piqué afirma que la privatización de Aena "se queda corta"

Josep Piqué, presidente de Vueling, la aerolínea de billetes baratos participada por Iberia, afirmó ayer que el nuevo modelo con el que se quiere refundar Aena (la empresa propietaria de la red estatal de aeropuertos), como todas las fórmulas híbridas, "se queda corta" en cuanto a la entrada de capital privado. En su opinión, no es una privatización real sino una "pseudoprivatización".

Durante su participación en unas jornadas sobre gestión privada de aeropuertos organizadas por el RACC, Piqué destacó que solo se privatiza el 49% del capital social, no una participación mayoritaria, aunque señaló que todos los avances en materia de privatización "van en buen camino".

El proyecto puesto en marcha por el ministro de Fomento "también incorpora una pseudoempresalización, en el sentido de que las empresas concesionarias de los aeropuertos de Barcelona-El Prat y Madrid-Barajas se encuentran con algunas condiciones a la hora de gestionar los aeródromos", dijo Piqué, quien recordó además que la nueva filial comercial Aena Aeropuertos ya ha mostrado su disposición a quedarse con una participación minoritaria, pero significativa (en torno a un 20%), en las sociedades de los aeropuertos.

El presidente de Vueling también advirtió de los "peligros" de la politización y consideró que hay que distinguir entre titularidad y gestión. "Lo bueno es que los aeropuertos se gestionen con criterios empresariales", recalcó, y se mostró sorprendido de que la privatización no se haya abordado "mucho antes".

El exministro dijo tener una opinión "buena" de la gestión de Aena, apostó por una gestión descentralizada de los aeropuertos para que compitan entre ellos y señaló "no tener inconveniente" en que en este proceso se introduzcan "criterios de territorialidad".

Patronal

El presidente de la patronal de las aerolíneas nacionales, Manuel López Colmenarejo, cree que "no existe un modelo perfecto" de gestión aeroportuaria, y pide a Aena que determine un procedimiento "transparente y eficiente" en la fijación de las tasas.