Casi un 40% de la plantilla se ha acogido al programa

Gamesa financia la compra de acciones a sus trabajadores

En tiempos de crisis rascarse el bolsillo para invertir siempre es más doloroso. Con el objetivo de facilitarlo, y de paso aprovechar para motivar a sus empleados, Gamesa lanzó el pasado mes de marzo un plan para financiar la compra de acciones por parte de su plantilla.

El cada vez más negro futuro de la energía nuclear tras el desastre de Fukushima ha supuesto una gran oportunidad para el sector de las renovables. Así, compañías como Gamesa, centrada principalmente en el desarrollo eólico, se presentan como una buena inversión en la renta variable. Una ocasión que la compañía han querido aprovechar para alinear sus propios intereses con los de la plantilla del grupo a nivel mundial. Para ello, el pasado mes de marzo la sociedad lanzó un plan para financiar la compra de acciones a sus trabajadores al que se ha acogido un 39,17% de su personal.

"La idea era que todo aquel que quisiese tuviese la oportunidad de participar en el capital social de la compañía para la que trabaja; sea en España, India o cualquier país donde estemos presentes", explican desde Gamesa. Eso sí, esta adquisición tenía que estar entre un mínimo de 300 euros y un máximo de 1.200 euros que se iría detrayendo de la nómina durante los siguientes 12 meses de forma proporcional. Aunque una vez definido el importe de la inversión, que de media ha sido 1.093 euros, las acciones pasarían a la propiedad del trabajador al ser depositadas a su nombre en una cuenta de valores gestionada por Morgan Stanley.

Además, con el objetivo de hacer este proyecto más atractivo, la eólica añadió a la oferta la posibilidad de recibir una acción gratuita por cada dos que se adquieran y mantengan durante un año. Todo esto, claro está, con el requisito indispensable de que el empleado permanezca en la compañía durante este periodo. Por tanto al 0,2% del accionariado que el personal se comprometió a adquirir, habrá que sumarle un 0,1% adicional que previsiblemente dentro de 12 meses saldrá del 1,15% de autocartera que tiene la compañía registrada en su balance. Aunque, según el comunicado que hace dos meses se remitió a la CNMV, el grupo energético se reserva la opción de cubrirlo a través de una ampliación de capital.

Tras cerrarse el plazo para adherirse al programa el pasado 16 de mayo, la compañía valora la operación de "éxito rotundo". Un calificativo que varias personas que se han acogido al plan dicen no van a poder pronunciar hasta ver el comportamiento de la acción en el medio plazo, aunque reconocen que la "oportunidad ha sido muy buena". De momento, cabe destacar que el valor medio de adquisición de los 3,3 millones de acciones comprados por la empresa en el mercado ha sido de 6,5 euros, precio ligeramente superior a los 6,32 en los que cerró ayer la sesión. Sin embargo, el consenso de analistas de Bloomberg sigue pronosticando un techo cercano a los 7 euros que permite seguir siendo optimista con los títulos de la eólica. Todo esto, sumado a la entrega de la prima, igual al 50% de las acciones adquiridas, dentro de un año, hace muy difícil que la inversión no sea rentable. En el caso de que este pronostico sea cierto, los más de 3.000 empleados beneficiados por el programa lo agradecerán. Bueno, ellos y los directivos de Gamesa que verán como buena parte de su plantilla tiene cada vez más motivos por conseguir unos objetivos que ahora les son un poco más cercanos.