Funcas edita un volumen desde la Restauración hasta el Desarrollismo

Carteles empresariales, testigos de la Historia

La Historia de España vista desde el punto de vista de la publicidad. La fundación de las cajas de ahorros, Funcas, acaba de editar el volumen titulado "Carteles de Economía Española, 1870 - 1960", en el que se trata de ofrecer una visión alternativa de un siglo de economía española, que abarca desde la Restauración canovista, en el último cuarto de siglo XIX, hasta las décadas sesenta y setenta de la pasada centuria, con el inicio de la modernización económica.

Los dos centenares de carteles, pertencientes al profesor de Economía Aplicada de la UNED Carlos Velasco, reflejan desde una visión comercial la transformación española, desde la absoluta dependencia de la agricultura y la ganadería hasta la incipiente llegada de los servicios (y, entre ellos, la pujanza del turismo).

Todo ello, eso sí, envuelto en distintas apelaciones al sentimiento patrio y a los valores políticos de casi todo el espectro, coincidiendo con los turbulentos cambios vividos en el periodo que se abarca.

Esta otra forma de ver la economía, a través de las imágenes de los carteles comerciales (casi los únicos soportes publicitarios existentes hasta el tercio final del siglo XX, a mucha distancia de los otros medios, como la radio, prensa, revistas o televisión), ya tiene antecedentes para FUNCAS, pues en 2005 publicó "Carteles para el ahorro".

En el actual trabajo, aparecen publicidades de empresas multinacionales como Ford o Pepsi, de antiguos monopolios españoles, como Telefónica y Campsa, o de marcas más pequeñas pero igualmente evocadoras, como las conservas Miau o las zapatillas Wamba.

Con un breve texto introductorio del historiador económico Pedro Tedde, este libro continúa la serie de investigaciones que viene haciendo acerca de la significación económica de los carteles y su relación transversal con otros aspectos: arte, historia, sociedad, política, publicidad, religión, costumbres, formas de vida, entre otros.

El repertorio de imágenes abarca un abanico muy amplio de productos: trilladoras, campos, electricidad, manufacturas, herramientas, maquinaria, motos y automóviles, ferrocarriles y aeronaves, camiones, telecomunicaciones, electrodomésticos, hogar y muebles, alimentación y bebidas, cafés y chocolates, farmacia, droguería y perfumería, turismo y ocio, servicios financieros, prensa y libros, costumbres y vestimenta, y un largo etcétera. En definitiva, un viaje al pasado no tan lejano desde un ángulo diferente.