Extiende la actividad de Global Risks a los 18 países de la región

Mapfre lanza en América Latina una ofensiva en seguros para empresas

Mapfre quiere ser un referente en grandes riesgos empresariales y para lograrlo ha decidido aprovechar su fuerte implantación en América Latina. La multinacional ha extendido la actividad de su unidad Global Risks a los 18 países donde está presente. Ya ha comenzado su ofensiva para trabajar con las grandes compañías de la región.

Mapfre se ha marcado como objetivo estratégico convertirse en uno de los pocos operadores globales de seguros en el ramo industrial. Con este objetivo en mente, el grupo que preside José Manuel Martínez lanzó en 2009 Mapfre Global Risks. Ahora, ha extendido la actividad de esta entidad a los 18 países de América Latina donde tiene presencia.

Fuentes oficiales de Mapfre señalan que a través de Global Risks "se ha accedido a nuevos clientes y negocios en América Latina para los que anteriormente no existía suficiente capacidad aseguradora".

En un principio, esta entidad se centró en proteger los intereses en el exterior de las grandes firmas españolas, principalmente en América Latina. Ahora va un paso más allá y se ha marcado como meta "ofrecer soluciones para compañías multinacionales locales, entre otros clientes, partiendo de la avalada experiencia acumulada en este segmento en España".

Actualmente, Mapfre trabaja para 27 de las 35 empresas que conforman el Ibex y con 120 grandes empresas europeas, de las que 45 forman parte del Fortune 500.

Como primer paso, Global Risks abordó en 2009 cinco mercados de peso de América Latina: Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México. Fue el año pasado cuando extendió su actividad a los restantes 13. Es decir, a Ecuador, El Salvador, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, Venezuela, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Guatemala.

Primeros resultados

Desde la multinacional indican que "los éxitos del proyecto están siendo evidentes y, a cierre de 2010, Mapfre contaba en este segmento con 240 clientes en la región y gestionaba 979 millones de euros de primas netas en riesgos industriales, un 39% más que en 2009". De esta cantidad, añaden, 240 millones procedían de la actividad de Global Risks.

En su día a día, la unidad de riesgos globales se apoya en la estructura de Mapfre América y sus filiales, puesto que son estas las entidades con presencia jurídica en cada mercado. Global Risks contribuye con su capacidad y experiencia técnica de suscripción de los negocios.

La entidad se ha especializado en cinco áreas de actividad: energía, industria y telecomunicaciones, transporte y servicios, aviación y espacio, y construcción.

Según indican portavoces de la multinacional, "Global Risks ofrece programas internacionales de seguros a empresas de sectores globales de actividad y grandes empresas locales con una facturación superior a 600 millones de euros en Europa o a 500 millones de dólares en el resto del mundo".

Mapfre Global Risks trabaja principalmente a través de grandes corredurías internacionales como Aon, Marsh o Willis.

Desde pymes a multinacionales, un negocio con potencial de desarrollo

Aunque la primera aseguradora española mira a la gran empresa latinoamericana, no se olvida de las compañías pequeñas y medianas de la región. Mapfre aborda este segmento de negocio a través de varios canales. Por un lado, cuenta con 2.000 oficinas propias repartidas por 18 países. Se trata de una de las mayores redes exclusivas de una entidad financiera en América Latina.

A estos locales hay que añadir otras 1.200 sucursales de los bancos con los que Mapfre dispone de algún tipo de acuerdo de distribución. Esta cifra no incluye las oficinas de su nuevo socio estratégico en la región: el estatal Banco do Brasil.

Asimismo, la aseguradora colabora con 37.700 agentes, delegados y corredores.

Al contrario que en España, donde los seguros industriales han sufrido la crisis con especial virulencia, en Mapfre sostienen que "las previsiones para el negocio de riesgos industriales en América Latina son muy favorables, tanto en lo referido a pymes como a los clientes de Global Risks".

La multinacional no aporta previsiones pero destaca que "el desarrollo de las economías de la región y las perspectivas de crecimiento de las mismas auguran una muy buen evolución del negocio local". Y concluyen que también "hay que tener en cuenta el desarrollo de la empresa española en estos países".

Las cifras

240 grandes clientes tiene Mapfre en América Latina.

979 millones de euros facturó por seguro industrial. De estos, 240 millones los generó Global Risks.