Hasta el 20 de junio

Arranca la visita anual a España del FMI

Una delegación del FMI aterrizó en Madrid la semana pasada. Una visita rutinaria previa a la presentación de su informe país sobre España. Se reunirán con el Gobierno, partidos políticos, instituciones públicas y privadas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) realiza cada año un informe exhaustivo y prescriptor sobre la situación económica de cada uno de los países que forman parte de la institución. "Los países miembros proporcionarán al Fondo la información necesaria para ejercer esa supervisión" reza el famoso artículo IV de los estatutos de la entidad. La llegada a Madrid de una delegación de expertos del Fondo se encuadra en esta tarea supervisora.

Ya han comenzado las primeras reuniones, que se extenderán hasta al final de la semana y abarcarán desde partidos políticos, Gobierno, oposición, Banco de España, instituciones públicas y privadas, según informan fuentes de la Secretaría de Estado del Economía. La visita de rigor del FMI llega en un momento delicado. En sus últimas perspectivas económicas sobre Europa, del mes de mayo, el FMI calificó de "caso extremo" el nivel de desempleo juvenil en España y azuzó el fantasma de la generación perdida. El hecho es que el paro entre los menores de 25 años alcanza el 45,4% -más del doble de la general, el 21,3%-, según la última Encuesta de Población Activa del INE. Y la cifra duplica también la media europea para el mismo grupo de edad -el 20,7%.

Mercado laboral y déficit público son dos de los temas recurrentes en los recados de las instituciones internacionales a España. La Comisión Europea (CE) instó la semana pasado al gobierno a vigilar por ley los desajustes fiscales de las comunidades autónomas para apuntalar los objetivos de déficit para 2011 (6%) y 2012 (4,4%). En cuanto a flexibilizar el mercado laboral recomendó reducir las aportaciones de la Seguridad Social que hacen los empresarios y ligar los incrementos salariales a la productividad.

Las conclusiones del próximo informe del FMI no disentirán demasiado de las líneas expuestas por la CE. Las últimas previsiones del organismo internacional estiman que España crecerá un 0,8% este año y un 1,6% el próximo, dos y una décima más respectivamente de lo que pronosticó en enero. El FMI redujo en cuatro décimas su proyección de déficit público para España, que según el organismo será del 6,2 % del PIB este año, frente al 6,6 % que preveía en enero. Pese reconocer que el fortalecimiento de las reformas han permitido a España alejarse de otros países periféricos de la zona del euro a comienzos de 2011, el panorama que acostumbra pintar la entidad del escenario español no suele ser muy halagüeño. En otro de sus últimos juicios auguró que España incumplirá el Pacto de Estabilidad hasta al menos 2016.