Pistas

Ensayos para el lector exigente en una era de turbulencias

Clave Intelectual nace con trabajos de Ramonet o Simone Veil, y el objetivo de integrar papel y formato digital.

Las turbulencias de la vida política y de los movimientos urbanos determinaron los primeros compases de la Feria de Libro. Si Indignaos, el libro de cabecera del movimiento 15-M, se convertía en líder de ventas en las primeras jornadas, un análisis minucioso de las propuestas editoriales también revela la preocupación de los pensadores por las transformaciones que están teniendo lugar en la escena política y económica, así como por un eventual cambio de paradigma.

La Feria del Libro también ha dejado patente que la crisis representa, valgan los tópicos, una época de oportunidades. Los promotores de Clave Intelectual, sucursal de la prestigiosa editorial argentina Capital Intelectual, han adelantado el lanzamiento de la editorial desde septiembre, la fecha prevista, hasta hacerla coincidir con la presentación de la feria.

Clave Intelectual surge, según explican sus promotores, con el objetivo de convertirse en un referente de ensayo para los lectores más exigentes. "Nuestro objetivo es que todos los libros que se publiquen bajo este sello sean textos de elevada calidad", indican. La editorial tiene previsto lanzar al mercado desde ahora hasta el año que viene alrededor de 20 títulos de nueva creación.

Para la presentación del sello, Clave Intelectual contó con tres ponentes de excepción: el director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, el intelectual y columnista Sami Nair y la periodista Ana Pastor. Estos reflexionaron sobre el primer libro de la colección, La explosión del periodismo, firmado por Ramonet. En él analiza principalmente la crisis de la prensa escrita y del periodismo a raíz de la extensión del uso de internet.

"Los periodistas sufren una crisis de identidad. Cada ciudadano puede convertirse en periodista y, por ello, el mundo de la información está empezando a funcionar sin necesitarlos", apuntó Ramonet. En esta línea, se refirió al caso del diario Journal de Montreal, que se surtió de otras fuentes de información cuando sus periodistas decidieron declararse en huelga.

Por su parte, Sami Nair reflexionó sobre el hecho de que la enorme cantidad de información que los ciudadanos reciben hoy día conduce directamente al olvido. Por ello, "nunca hemos estado en un momento tan apropiado para el desarrollo de un periodismo inteligente", concluyó.