Me cotillean...

La venganza de don Méndez

La venganza es un plato que se sirve frío. Este dicho se podría aplicar ahora a los clientes de La Coruña de la ya desaparecida Caixa Galicia, y sobre todo a su ex director general que aspiraba a presidente, José Luis Méndez. El próximo nombramiento de José María Castellano como presidente ejecutivo del banco que va a crear en breve Novacaixagalicia (NCG) se ha convertido en todo un acontecimiento no solo financiero sino también social en La Coruña.

Castellano forma parte del selecto clan de economistas y empresarios gallegos, y más en concreto coruñés. Amigo, entre otros de Méndez, en círculos financieros y políticos gallegos no se habla de otra cosa. "Es la venganza de La Coruña sobre Vigo, y de Méndez sobre Gayoso", dicen medio en broma medio en serio. Y es que la unión de Caixanova, copresidida por Julio Fernández Gayoso y ahora copresidente de NCG, con Caixa Galicia se produjo más por necesidad y empeño de Alberto Núñez Feijóo que porque entre ambas entidades y entre sus responsables existiese algún tipo de afinidad. Entre ambas instituciones, como sucede entre Vigo y La Coruña siempre ha existido una rivalidad que traspasaba en algunas ocasiones lo razonable.

En esta fusión, y pese a que Caixa Galicia era mayor que su homóloga de Vigo, fue al final Caixanova la que se llevó el gato al agua. Médez tuvo que abandonar la caja, Gayoso siguió, pese a sus 80 años, como copresidente y José Luis Pego, director general de la entidad se mantiene en NCG. Además, Vigo se llevó la sede.

Esta rivalidad, que pese a la fusión no se ha disipado, ha llevado a que los círculos financieros de La Coruña comenten que la próxima entrada del actual presidente de Ono como número uno de NCG Bank "es la venganza de Méndez sobre Gayoso".

Pero como no todo son alegrías, y todo va por barrios. El Celta de Vigo podría ascender a la Liga BBVA, mientras que su más directo enemigo y por lo tanto rival, el Deportivo ha descendido a segunda división, la Liga Adelante.

Hablando de otra entidad financieras, en este caso de Bankia. Los empleados de Caixa Laietana y algún que otro de Madrid y Valencia no paran de preguntarse "¿cómo es posible que el director comercial de Bankia en Cataluña hasta el pasado 6 de junio Josep Ibern, haya abandonado su puesto en plena salida a Bolsa del grupo y se le haya nombrado presidente de la pequeña entidad integrada en Bankia cobrando un sueldo, cuando el presidente de Caixa Laietana no percibía hasta ahora remuneración?". Este salario, consideran, podría mermar más los fondos de Caixa Laietana destinados a obra social. CC OO afirma que va a pedir explicaciones.

El nuevo director general de Caixa Laietana, y por lo tanto de Bankia en Cataluya, es Albert Juncà i Guasch.

Y otra cosa. Julio Segura, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aunque pudiese volver a ser reelegido presidente de esta institución, donde lleva ya cuatro años, no aceptaría. Le gustaría descansar una temporada una vez que finalice su mandato. Todavía le queda una temporada como responsable de la Comisión.