Cuenta con el apoyo del Banco de España

Castellano puede ser nombrado presidente de Novacaixagalicia el jueves

José María Castellano, actual presidente de Ono y ex consejero delegado de Inditex, será nombrado presidente ejecutivo del banco que creará Novacaixagalicia (NCG) el próximo jueves aprovechando el consejo de administración que se celebrará para aprobar también la transferencia del negocio financiero de la caja al banco.

Está todo prácticamente decidido, según se dejó entrever hoy en la comisión delegada de NCG. Castellano será el presidente ejecutivo del nuevo banco gallego si al final no se cruza ningún imprevisto por el camino. El actual presidente de Ono, sin embargo, ha puesto una serie de condiciones para acceder al cargo. Entre otras cosas nombrar a un equipo profesional de consejeros para la nueva entidad. El presidente del operador de telecomunicaciones ONO reconoció hoy que lidera un grupo de inversores que negocia con Novacaixagalicia inyectar capital en la entidad y asumir su dirección.

Los nombres de los futuros miembros del consejo del banco se están discutiendo, de hecho, en estos momentos ya que se quiere aprovechar la reunión del jueves para completar el organigrama. Esta es una de las principales condiciones impuestas por Castellano, cuyo proyecto cuenta con el visto bueno del Banco de España, el FROB y de la mayoría del consejo de NCG, según quedó patente hoy en la reunión de la comisión delegada. Eso sí, Julio Fernández Gayoso, actual copresidente de la caja gallega y el directivo de una entidad financiera más veterano (tiene 78 años de edad y lleva casi 50 en la caja), podría seguir de consejero.

Castellano, que quiere dar un giro casi completo a la trayectoria de la caja, no llegará con las manos vacías a la entidad. Se ha comprometido a incorporar al banco una serie de inversores, unos cinco o seis, que hagan viable el proyecto con el menor apoyo posible del FROB.

El proyecto pasa por que NCG tenga mayoría de capital gallego y sea, como siempre ha defendido la Xunta y en este caso su presidente Alberto Núñez Feijoo, independiente. La gran entidad gallega, que hasta ahora no ha podido ser. Por ello, la mayoría del capital privado que pretende incorporar la caja su banco provendrá, según fuentes del consejo, de otros empresarios gallegos, entre los que se podría encontrar Manuel Jove Capellán, pero no será el único, puesto que Castellano negocia con otros empresarios gallegos y con fondos de Estados Unidos su incorporación al proyecto.

El precio, no obstante, es determinante. De momento, NCG afirma que rechaza toda inversión que valore el banco por debajo de 0,5 veces su valor en libros. Castellano y sus socios podrían aportar entre 600 a 700 millones de euros necesarios para que la caja cumpla con los requisitos del Banco de España y que estos inversores sumen entre el 20% y el 25% de su capital, afirman varias fuentes. Otras fuentes, sin embargo, aseguran que aún no hay nada decidido sobre el dinero que aportará.

Novacaixagalicia necesita 2.622 millones de euros para llegar al 10% de capital principal, según los deberes que le impuso el Banco de España, y de 1.500 millones si logra inversores privados. Y este es el objetivo. Incluso reducir esta cifra para que el FROB entre en el banco sin alterar el proyecto que quiere poner en marcha Castellano. El FROB lleva varias semanas en la caja, pero aún no ha decidido en cuanto valora la entidad.

De momento, la caja ya ha conseguido aminorar la poción al FROB en el caso de que tenga que ir al máximo, cumplir con un capital principal del 10%, a 2.100 millones tras vender gran parte de su cartera industrial y reducir sus activos ponderados por riesgos. En estos días, precisamente, la caja podría anunciar la venta de otras participaciones industriales.

El previsible nombramiento de Castellano y el nuevo equipo del banco como la transferencia del negocio de la caja al banco tendrá que ser aprobada, no obstante, por una asamblea.